Tengo días sin musa y eso me aterra. Antes, sentarme frente a la hoja en blanco del blog era como sentarme a respirar en un bosque, tan maravilloso como grande, y ahora con el paso de los meses siento que esa musa anda volando por otros lados, seguro por la playa.

Le comenté a mi esposo este fallo personal, y es que no funciono así, normalmente me revolotean las ideas sobre temas de maternidad y crianza, siempre una imagen, una lectura o una vivencia me traen un tema para un post y las palabras fluyen facilito, como agua.

Hoy crío dos hijos, un hermoso niño de cuatro años que me dice te amo cien veces al día y una pequeña de 1.4 que se ha convertido en un huracán.

hija-huracán
Foto Any Fuchok

Y es que no encuentro otra forma de comenzar a hablar de la nena más que con estas palabras de mi esposo: «Toca todo, agarra todo, camina… y camina sin importarle que no estemos cerca… Está totalmente en aventura, tu hija es un huracán», me dijo por mensaje, ¡la verdad que lo leo y me canso!

Mis hijos no se llevan ni tres años, hacen cosas similares a la misma edad, pero si el mayor se subía al mueble la nena se subiría el centro de entretenimiento si la dejamos… o a un árbol si nos despistamos.
Tiene energía para dar y regalar, y ahora se está haciendo experta en berrinches.

Comer en un restaurant, en la casa o en los tacos es lo mismo: no a la periquera, no a comer la comida caliente, no a comer de su plato si no el de todos, sí a las piernas de papá, sí a bajarse cuando ya terminó, sí a recorrer el área, sí a hacer berrinche si hay que esperar que los demás terminen de comer, sí a pantalones blanco de lino manchados de café, sí a saludar a los desconocidos… esta nena es incansable.

El punto con la nena es que me absorbe todo el tiempo, que mi único rato tranquilo que es cuando ellos duermen lo único que quiero es descansar, dormir detrás de ellos como mamá gallina, a veces lo hago, otras pienso «me hago la dormida un ratito para que ellos se duerman y luego me levanto» y nada, que caigo en mi trampa y me duermo; otras sí hago el esfuerzo y leo, veo tele o escribo un post como ahorita, porque si no siento que es como si me durmiera en el trabajo, algo así como llevar una colchita a la oficina, sacar la almohada y meterse debajo del escritorio, y así cuando despiertas te das cuenta que sigues en la oficina para seguir trabajando… bueno, pues así me siento a veces si no tomo un poquito de tiempo para mí.

Mis hijos son lo mejor que me ha pasado en la vida, y no reniego de ellos, solo me hace desear un poco más de tiempo para mí y no solo hacer duchas rápidas, comida fría o pedicure casero, y es que a mí nadie me cuida a los niños, el pensar en ir a una cena con amigas o ir al cine con mi esposo es cosa de otro mundo.

Una amiguita me dijo que ésta es una de las etapas más cansadas, cuando están pequeños, la buena noticia es que crecen y con ello los espacios y los tiempos para nosotros los padres de alta demanda, ¡y quizá en ese tiempo las mami aventuras del blog vuelvan a ser las mismas que eran antes!

¡Síguenos en Facebook! Da click aquí —> Mamá de Alta Demanda 

Foto vía

12 Comments

  1. Ana Isis Fuchok at

    Que reconfortante leerlas, me emociona mucho y lo agradezco más. Besos =)

  2. LUCILA at

    Bueno, que te puedo decir mas que te comprendo perfecto. Imaginate que te escribo con una mano xq la otrA la tengo bajo la cabecita de mi bb de 3 meses mientras toma su lechita. Soy mama fulltime y soy prolactancia 100% Es mi primer bb y ocupa todo mi tiempo y todo mi espacio. De ser workholic, me volvi babyholic!!! Pero sin duda la maternidad es el mejor rol que me ha tocado desempeñar, el que más me exige y el que más me satisface. Yo también extraño las duchas con tiempo para exfoliacion, comer suculenta y lentamente, las desveladas viendo pelis con mi esposo o las reuniones con tragos coquetos… pero sin duda, lo mejor que podria estar haciendo en este momento es justo lo que estoy haciendo: sosteniendo en brazos a mi hijo alimentandolo y viendolo crecer. Pronto habra tiempo para nosotras nuevamente. Un fraternal abrazo.

  3. Yuridia at

    Hermoso post amiga.. tus palabras describen el «cansancio» pero como siempre enamorada y maravillada con las aventuras de tus hijos!!

    Disfrutemos al mil la gran bendición de nuestros hijos mas pronto que tarde estaremos acordándonos de estas aventuras.

    Un beso enorme!! ♥ los queremos ♥

  4. Alessandra at

    Hola!
    Te entiendo perfecto. Mi hijo tiene 13 meses y anda camina para acá, camina para allá. Ahora también quiere correr y tengo que estar pendiente que no se vaya a lastimar ni nada. Le encanta coger de todo, abrir cajones, tocar puertas, subir escaleras..uff!! pero es una experiencia increíble. Cansada, pero valiosa.

    Un beso!! me encanta tu blog.

  5. Anonymous at

    Hola!!
    Hoy me sentí especialmente identificada con tu texto y es que esto de ser mamá es una tarea hermosa, pero al mismo tiempo agobiante hay veces en que de verdad necesitas tomar un buen respiro y sacar fuerzas de no sé donde. Yo solo te aconsejo que busques esos momentos para estar sola y no es que te pierdas de tus hijos, pero es tan sano defender tu individualidad y tu ser mujer. que hará que te sientas más aliviada.

    Liz Uribe

  6. Mayli at

    Any tremendo Huracán tienes en casa dicen que ninguno de los hijos tiene el mismo carácter tu ya lo descubriste jejeje Carito es tremenda y Hector un tierno… Ya vendrán tiempos de pareja por lo tanto a disfrutar de las comidas rápidas interrumpidas y frías.

    saludos y besos.

  7. Bren at

    No sabes como te entiendooo! Mi pequeña tiene 11 meses y recien empezo a caminar, y ya es un autentico terremotooo! no da tregua! Hay veces que me siento tan desborada! Y sin olvidar que tengo otra de 5 super celosa…jeje! pero son lo mas lindo que me paso en la vida!!! A disfrutar de nuestros hijosss! que crecen muy rapido!!! un abrazo♥

  8. Zary at

    Yo solo tengo una beba de 10 meses (por ahora) y también es un hurancancito.. ahora que camina, repetinamente tiene infulas de independencia y quier hacerlo todo ella sola.. termino muerta.. no me imagino tu con dos!! Un abrazo y mucho ánimo!!

  9. Ira at

    Es normal que te sientas así, criar un hijo es cansado y absorbe, aunque te da tantas cosas que compensa con creces, pero todas somos humanas y tenemos momentos de bajón, de no poder más, de necesitar un poco de espacio… Un abrazo preciosa!

  10. Anonymous at

    Any que te puedo decir, te admiro igual que a todas las mamas de tiempo completo, en raras ocasiones me he quedado con mi mounstro un dia completo, pero cuando lo he hecho termino cansadisima … Yo trabajo 8 hrs. todos los dias y cual ha sido mi sorpresa que esas 8 hrs se han convertido en mi recreo, si, increible pero cierto en esas 8 hrs voy por el cafe, platico un poco, leo el periodico, me escapo al manicure, etc. Lo unico malo es que tengo sentimientos de culpa, por ese tiempo que me robo todos los dias. Ni modo uno nunca lo tiene todo. Esperanza B

  11. cele at

    Anyy !!! Acaso estas describiendo a Victoria jaja… así son las niñas .. así es mi nena, siento que ya no tengo bebe, hace cosas de una niña grande..!!

    Animo, que cuadno crezca extrañaras sus travesuras.

    Un abrazo !!!

  12. Leticia Jiménez at

    cielo, te entiendo tanto, asi es la cosa cuando eres mamà de 2, si yo te contara el gremlin q tengo en casa jijiji, y traigo un monton de ideas para posts, pero realmente no hay tiempo!! :/ ademas de otros proyectos que me cayeron.

    te dejo un gran abrazo y entiendo muy bien el sentido de tus palabras, conforme la gorda crezca un poco mas te va a dejar mas tiempito, pero hay una epoca que no te dan abasto, mas las necesidades del mayor que pacientemente espera tambin su turno, o exige tambin su porcion de atención, y el marido, y la vida… ay no, lo se, lo se… un besote y un abrazo apretado.