Muchos niños terminaron sus clases y comenzaron las felices vacaciones de verano, pero muchos padres y madres de familia que trabajan o tienen sus tiempos comprometidos no saben que hacer con los peques en el horario que cotidianamente van a la escuela, y casi siempre acuden al apoyo de las abuelas o algún familiar que los cuide.

Hay otros peques que acuden a los famosos «cursos de verano», que no es más que una opción creada para aquellos papás que no pueden cuidar a sus hijos en esta vacaciones y que buscan que sus chicos se entretengan mientras se divierten.

Hay muchas ofertas para escoger, están los cursos deportivos entre los que sobresalen los de natación, el karate, futbol, tae kwon do, etc; también hay cursos artísticos, como canto, solfeo, guitarra, piano, danza, ballet, pintura, etc; que tal los cursos «verdes» que es donde tratan temas sobre el reciclaje, las plantas, jardín, como tener un mundo mejor.

Hay también cursos de aprendizaje de inglés, robótica, chef, computación, etc. Actualmente existe mucha variedad sobre cursos en nuestra comunidad, con diferentes precios y duraciones.

La escuela de mi hijo ofrece cursos por un mes, y promete muchas cosas interesantes, aún no lo decido pero no lo descarto. Creo que los cursos siempre son una buena opción tanto para que los peques desarrollen su creatividad y energía, como para los padres que muchas veces las actividades para las vacaciones se nos acaban en una semana.

Les cuento que yo ya llevo lectura de libros infantiles así como pintar con crayolas sus libros de dibujo, bailar diferentes ritmos y jugar con la pelota también son cosas que ya realizamos.

Ahora quiero hacer un calendario de parques de mi ciudad así como de museos, seguro me sobrarán muchos días sin nada que hacer pero la idea es que ellos no se aburran ¡y nosotras las mamás no nos volvamos locas con ellos 24 horas!

¡Feliz inicio de las vacas!

Foto vía

¡Síguenos en Facebook! Da click aquí —> Mamá de Alta Demanda ♥