Loading
abuelo-nieto

¿Cómo recordar a nuestros seres queridos que ya fallecieron?

Vivir la muerte de un familiar o amigo cercano es difícil y doloroso, imagínate como será cuando tienes que hablarlo con un hijo, las palabras no llegan y se hace un nudo en la garganta.

Hace 11 años que mi papá no está conmigo, perdió la batalla contra el cáncer y no conoció nietos, ni me vio crecer como mujer en pareja. Dijo adiós a una esposa y a unos hijos a un paso de la adultez en donde no vivió una etapa que el añoraba, la de ser abuelo, y fue algo que lo entristeció antes de su partida.

A mis hijos les he contado esa significativa parte de la historia, en donde su abuelito los deseaba conocer desde antes que nacieran. Cuando lo recordamos sus ojitos se emocionan y me preguntan más sobre la historia del “papá de mamá”. Es justo ahí, en donde hago que mi memoria apunte hacia los recuerdos más bonitos de mi vida con mi padre, buscando hacerles comprender un poco la brillante personalidad del esposo de la abuela.

¿Cuáles son mis herramientas para que mis hijos conozcan a su abuelo que ya no está?

Tengo muchas FOTOS, se las muestro a mis niños cuando son fechas importantes, por ejemplo su fecha de cumpleaños, su aniversario luctuoso, el día de la familia, etc.

Les muestro RECUERDOS guardados en una cajita especial, como son algunas anotaciones hechas de su puño y letra, su reloj, sus discos y demás cosas que tengo en casa para sentirlo más cerca.

Le hacemos una ORACION el 2 de noviembre, cuando ponemos nuestro altar de muertos, y le colocamos cosas que le gustaban comer como pan, dulces, galletas y hasta un famoso refresco de cola.

VISITAMOS su última morada, muchos lo consideran innecesario pero ir de vez en cuando al panteón, recinto donde descansan sus restos o al mar donde se esparcieron sus cenizas es una forma de ponerlos en realidad. Se los muestro a mis hijos como el sitio donde queda todo al final de la vida.

Les cuento ANECDOTAS de su vida, como era el cuando era pequeño, los chistes con los que nos hacía reír, como salíamos de vacaciones, cuáles eran sus platillos favoritos y demás recuerdos que me vengan a la mente en el momento oportuno.

¿Tu cómo le enseñas a tus hijos a venerar la memoria de un familiar? ¡Cuéntanos!

Foto Via

Post escrito por Any Fuchok y publicado originalmente en Disney Babble Latinoamérica.

¡Sí­guenos en Facebook! Da click aquí Mamá de Alta Demanda.

Deja una respuesta