Loading
mujer-silencio-mamá

Bullyng entre mamás, de esto no se habla

Puede sonar extraño pero si lo analizamos bien veremos que el bullying también existe de madres hacia las otras madres. Pensarás, ¿cómo puede ser eso posible? Considero que una de las bases es la envidia que se da entre mujeres de un mismo grupo o comunidad.

El otro día en las noticias vi una nota de un par de madres de familia que se pelearon en la graduación escolar de sus hijos, allí frente a todo el mundo se agarraron del cabello y se lastimaron mutuamente, frente a los ojos impávidos de los niños y sin importarles lo que pensaran los maestros, padres de familia que las grababan con sus teléfonos celulares, y lo peor, sin importar lo que le estaban enseñando a sus propios hijos.

La nota decía que estas madres tenían problemas de rivalidad desde que ambas iban a la escuela, y que fue allí, muchos años después que acabaron golpeándose entre ellas dando un show difícil de olvidar.

Aquí es donde pensamos ¿cómo es que dos mujeres adultas y también madres pueden llegar a un punto de exhibirse de esta manera? hasta dónde llegó el hartazgo de una y de la otra para acabar en los golpes… quizá nos enteraremos en las próximas noticias.

¡Bullyng en todos los ámbitos!

Otro ejemplo de lo que considero que es bullying entre mujeres, es el siguiente. Empezaré la historia con la famosa frase “la prima de una amiga” (para que nadie se me ofenda). Mi amiga y otras mamás del salón del colegio de su hijo conformaron un grupo donde convivían fuera de clases, en fiestas, reuniones dominicales, carnes asadas, salidas a la playa y cosas por el estilo. Mi amiga tuvo un momento de quiebre personal  y sus “amigas” dejaron de invitarla al tipo de reuniones que acostumbraban ¿qué pasó?, en realidad no supo el motivo mientras notaba que las reuniones seguían sin ella, consideró que una de esas mamás era la causante del quiebre amistoso por falta de empatía. Un bullying por debajo de la mesa se hizo presente entre “amistades”.

En el mundo laboral femenino también existe el bullying y de nuevo continúo con el tema de la envidia. Tengo otra amiga muy querida que sueña con ver unificadas a todas las mamás blogueras, pero basado en mi experiencia creo que los logros de unas afectan a otras, que no son capaces de extender una felicitación sincera, apoyar con un dato técnico, guiar a una compañera que lo necesite.

Hay personas que pecan de soberbias y lo disfrutan, personas que hablan mal de la de junto, personas que bloquean a quien consideran pueden quitarles visibilidad en su proyecto, personas que te ofrecen su “apoyo” para saber qué es lo que estás haciendo, a la postre preguntarte por la vida personal para después ventilarlo por otros lados, una telenovela tal cual.

¿Cómo enseñarles a nuestros hijos sobre el bullying si nos burlamos de lo que hace la vecina? ¡Cada quien su vida! A usar el sentido común, a leer más sobre como brindar una mejor educación a los niños, a trabajar sobre el valor de la familia y el propio.

Usemos el privilegio de tener salud, no a llenar la boca de sapos y culebras porque como dice mi mamá: “el que escupe para arriba en la cara le cae la salsa”, así que lo mejor que podríamos hacer es dejar la actitud pasiva-agresiva y acuñar el ‘vive y deja vivir’, trabajar en la salud física y mental para estar en paz.

¡Por favor, sean felices!

Frases desagradables que se dan en el bullying femenino

  • “¡Ya se te nota la edad! Pero con un poquito de maquillaje se compone”
  • “¿No te da pena tener un novio menor que tú?”
  • “Dicen que las rubias son tontas… ¿será amiga? ¡Porque te luce muy bien ese color!”
  • “No luces igual que en la foto, ¿a qué te hicieron photoshop?”
  • “¡Qué bien te luce esa blusa, no se te ven los kilos demás!”
  • “Ya viste que fulanita trae tú mismo vestido ¿qué vas a hacer?”
  • “Ya lo decía yo, matrimonio torcido no se componen nunca, lo bueno es que le echaste ganas…”

Foto Flickr/Katie Tegtmeyer

Post escrito por Any Fuchok y publicado originalmente en Disney Babble Latinoamérica.

¡Sí­guenos en Facebook! Da click aquí Mamá de Alta Demanda.

Leave a Reply