*Antes de comenzar a escribir este post quiero aclarar que esta rutina está basada en la experiencia de esta mamá. Como siempre recomiendo que cualquier duda con la salud de sus hijos es mejor acudir con su pediatra.

Cuando mi hijo llegó al mundo, ya estaba «preparada» para lo que sería la forma en la que lo dormiría. Error. Me dejé llevar por lo de las «cuatro horas y despertarlos para comer», «dejarlos solos en su cuna», «los olores y humores», etc. Con los meses me fuí habituando a los tiempos de mi niño y a las desveladas, a estar con cara de zombi por las mañanas y no dar una con la energía para arreglar asuntos pendientes en el día. Lo más importante en esos momentos fue que comencé a reconocerle sus tiempos.

Hubo algo en mi instinto de madre que me hizo odiar y desechar el famoso Método Estivill y sus variantes. De entre las cosas buenas que encontré en la búsqueda de libros que me ayudaran como sobrellevar las que se me hacían «noches eternas de desvelo» (primeriza al fin) encontré una palabra maravillosa para madres e hijos, esa palabra es «Rutina».

Comencé una rutina previa a la hora de dormir, y ahora hoy con dos hijos puedo decir que me ha funcionado de maravilla (porque aún la sigo). No es la novedad, no es el hilo negro, pero a mí, el seguir adecuadamente estos pasos me ayudó mucho en mi descanso de mamá y en la tranquilidad de mi niños.

Los primeros apuntes antes de describir la rutina son dos:

  • Mi nena de casi 10 meses, solo hace una siesta al medio día. El mayor a sus casi 4 años hace una esporádicamente si viene cansado del colegio. La mami debe valorar los tiempos de sueño de sus niños.
  • La mami debe elegir inteligentemente la hora en la cual debe comenzar la rutina de sueño, pues aclaro que no se puede flexibilizar a menos que quiera unos niños llorando por cama cuando la rutina ya esté establecida.

Una vez que ya decidiste a que hora comienzas la rutina te describo como lo hago paso a paso:

5.45 pm Cena ligera, la mayoría de la veces fruta o cereal, y leche. Les refresco el cuerpo dejándoles el mínimo de ropa.

6.00 a 6.15 pm Ya sea tina o regadera los meto juntos al baño. Agua tibia y un par de juguetes hacen que se relajen. Cuando el agua de la tina se va significa que el baño terminó y es hora de salirse. Es la señal que ellos ya conocen. Solo la podemos negociar y extender un poco más si es fin de semana. Aquí recomiendo usar un shampoo con olor a lavanda para que los relaje, funciona para grandes y chicos.

6.15 a 6.30 pm Ya fuera de la regadera los seco, les pongo la pijama y les hago unción de aceite con olor a lavada al que le llamamos «el aceite mágico». Realmente «mágico» para mí porque los relaja y los prepara para dormir.

6.35 pm Creeanlo o no la nena ya está pidiendo «titi» no de hambre si no de apego, de sentir que mamá está allí a la hora que va a dormir. Si el mayor me pide también le doy. A los dos les hago espacio en mi cama y yo me siento la más feliz de las mujeres teniendo a mis dos críos a cada uno de los lados. Cerrar persianas, apagar la tele. Silencio y oscuridad porque ya es hora de dormir. Mis familiares y amigos saben que después de las 6pm no contesto el teléfono de la casa ni el celular.

7.00 pm Dormidos y felices, de verdad. Espero aproximadamente una hora para que ellos estén más pesados de sueño y así poder irme a bañar tranquila. Cuando ya lo están paso a la nena a su cuna ubicada a lado de mi cama y a mi peque a su recámara. Listo. El niño ya no despierta hasta el día siguiente a las 7.00 am, hora en que nos levantamos para alistarnos al colegio, mientras que la pequeña pide dos veces teta por la noche, dura dos minutos tomando y se vuelve a dormir igual de pesada. De aquí la peque despierta a las 7, misma hora que su hermano.

Me funciona el 95% de las veces. Las pocas que se han tardado más es en fin de semana, visitas a casa de las abuelas, vacaciones, si venimos de una fiesta o algo que les halla añadido más vitalidad a su día y les cuesta relajarse un poquito más. Esta rutina la practico desde que el grande era un bebé y ahora la continúo con la niña, y la verdad es que la recomiendo mucho.

Como todo, es cuestión de práctica y paciencia. ¡Suerte!

Foto vía

¡Síguenos en Facebook! Dá click aquí —> Mamá de Alta Demanda 

5 Comments

  1. Leticia Delgado Aravena at

    hola any hace tiempo que no te escribo, al final mi niña se llamma sofia anais, y a todos les gusta el nombre.
    referente a como lo hago para dormir a mis hijos, el que me d mas trabajo es el mayor pero la clave para mi es cansarlo durante el dia sacandolo a caminar y jugar a la plaza o al parque y duerme toda la noche, la sofia se duerme sola y jueg en el dia a moverse y sonreir y no molesta en la noche, es super tranquila.
    Por cierto estsan muy lindos como siempre tus hios cuidales mucho que el invierno es muyy frio. 🙂

  2. Sylvana at

    Cai en tu blog desde el de Celeste y me parecio interesante ya que tengo una beba de 10 meses que ha cambiado su ritmo de sue;o ultimamente.
    Sigo una rutina similar pero creo que voy a incorporar el tema de la lavanda a ver si me funciona.
    El proceso similar pero al acostarla logra dormida 3 horas y teta dos minutos 3 horas y repetir asi que todavia estoy saltando con los horarios. Supongo que el tema de los dientes y los resfrios no me han ayudado pero voy a tratar de ver que pasa con un poco de aceite de lavanda.
    Gracias por el aporte y el compartir tu experiencia.
    besos
    Sylvana

  3. Paula y Carolina at

    Las rutinas son el encuadre que necesitan los niños para sentirse seguros. Hay tantas rutinas como familias y niños. Hasta en las siutaciones más conflictivas, las rutinas propenden a la seguridad, a la disminución del miedo y hasta del dolor. Cuando mi Joaco hacía quimioterapia, obviamente que los pinchazos, el malestar, los vómitos y largas horas de tratamiento, la ansiedad, la contrarrestábamos con rutinas que creábamos a medida que se nos iba prsentando la necesidad. Las rutinas y las anticipaciones fueron mi mejor aliado para que Joaco tuviera su cortita vida llena de sonrisas.
    Un beso y le voy a pasar el contacto a mi hermana que le cuesta hacer dormir al nene de 2 y viene otro en camino.
    Carola (por siempre mamá de Joaco)

    Le retraté todas sus sonrisas en:
    http://www.joaquinluciano.blogspot.com

  4. Viviana de MamásyBebés at

    hasta la edad de hector y un poquitin mas, sofia se dormia a las 6 o 7 y eran 12 hs de un jalon. pero claro, yo me dormia a las 9…

    f vino a sacarnos de esa rutina pero hemos ganado mas de lo q perdimos, sinceramente.

    mala amiga, te odio x la letra chiquitita!!! soy miope !!! jiiijjii