Durante todo el año pasado, después del nacimiento de la niña, platiqué con otras madres. En esas charlas sobre los hijos, tocamos eventualmente un punto, el de si tener o no más hijos, y no faltó quien me hiciera la clásica pregunta: «¿Y tú ya cerraste la fábrica?» y cuando contestaba que sí, las caras de asombro eran una constante en el 90% de ellas.

Y la verdad es que no entiendo el porqué la sorpresa, para empezar fueron diversos los factores que hicieron que tomaramos la decisión de tener dos hijos:

  • Ya teníamos niño y niña, en ese órden, como yo quería desde jovencita.
  • Con más de 30 años encima un tercero sería el triple de trabajo (y responsabilidad) solo de hijos, más el atender al esposo, la casa, el trabajo, las relaciones y por supuesto… uno misma.
  • Tener el suficiente tiempo y espacio para cada uno de los hijos.
  • Nuestros tiempos no son los tiempos de nuestros padres, hoy hay demasiada violencia, guerra, contaminación y sobre todo pobreza como para traer más niños al mundo.
  • Poder destinar una mejor economía para el futuro de la educación de nuestros hijos.
  • Compartir también como pareja nuestros espacios sin abandonar la crianza.
  • Verlos crecer unidos y gozar de un matrimonio y familia joven.

Fue una decisión clara, no la discutimos era algo que los dos queríamos.

Optamos por la operación de trompas y fue bastante fácil y rápido, allí mismo, tras nacer nuestra hija. Hoy ya no me preocupo de cuentas, anticonceptivos ni nada por el estilo. Gozamos de nuestros hijos, gozamos como pareja y sobre todo como familia. Tratamos de darles lo mejor, insisto, tra-ta-mos, ese es nuestro esfuerzo diario, ser mejores como padres y estar atentos a sus necesidades. Y es que yo no me veo como mis abuelas, una criando siete y otra criando ocho, eso en los años 60’s; ni como mi madre o mi suegra, tres cada quien.

Y pues como todo, habrá quien diga que su número es el tres, cuatro o cinco hijos… pero yo tengo una imagen muy clara: una hija, un padre, una madre y un hijo; los cuatro tomados de la mano, los padres unidos al centro sin separaciones. Creo que es así como debe ser, como antes decía un comercial de la tv, «la familia pequeña vive mejor, pocos hijos para darles mucho».

Foto Vía

¡Síguenos en Facebook! Dá click aquí —> Mamá de Alta Demanda 

5 Comments

  1. PRiNcEsS jAnNe at

    Definitivamente, me encanta tu blog y tu papel de mamá, comencé a leerte mucho antes de saber que estaba embarazada, ¡como son las cosas!

    He de confesar que me encantan las familias grandes, mi madre tiene 11 hermanos, todos jóvenes y a su vez tuvieron de 3 a 4 hijos, lo cual hacía que las Navidades que compartíamos todos en mi natal Culiacán fueran increíbles, pero tienes toda la razón, los tiempos ya no son los de antes.

    Además, cada quien es libre de decidir el número de hijos que desea tener, por más sorpresa que cause en la gente.

    Hoy espero a mi primer hijo con mucha ilusión y ya llegará el momento de tomar esa decisión.

    Por cierto, un dato curioso, tengo dos conocidas que con todo y ligadura de trompas, volvieron a embarazarse, ¿cómo? quizá un milagro… xq me queda claro que cuando tiene que ser, es.

    Te dejo mi blog, ojalá te des una vuelta.

    http://www.cjnslife.blogspot.com/

  2. Valen at

    Hola Any!
    Estoy de acuerdo en que si es lo que funciona para ustedes, está más que bien, ya tienen completa su familia. Lo de la «pequeña familia vive mejor» es discutible, conozco familias numerosas y han sido inmensamente felices, no creo que eso dependa del número de hijos, si bien teniendo menos hijos tienes menos gastos. Yo soy hija única y gracias a Dios mis padres me brindaron todo (material y afectos) lo que pudieron; pero siempre eché en falta un hermano o hermana, más en este punto de mi vida , y es por eso que con mi marido planeamos tener (por lo menos) 3 hijos.
    un abrazo.

  3. Gissel at

    Me encantó, que post tan lindo. Sobre todo lo que dices sobre «los padres unidos al centro sin separaciones», eso me parece hermoso. Creo que el matrimonio es el pilar de una buena familia, si los papás estan unidos, los hijos estan seguros, crecen felices y sanos. El dia que se marchan del nido para hacer su propia familia el pilar sigue en pie y ha cumplido muy bien su misión.

    Besitos!!

  4. JulieFernn at

    Realmente me pareció siempre, me parece y siempre me parecerá un poco desubicado preguntarle a una mamá si «cerró la fábrica». Son cosas tan personales, tan íntimas de una pareja!

    Como bien expresaste, cada pareja decide su número. Yo siento que no hay por qué dar explicaciones… y muchísimo menos pedírselas a nadie.

    Qué gente che…

    Besos!