Ayer teníamos que salir a comer a casa de mi mamá, eran casi las dos de la tarde. Los niños se habían dormido cada uno a un lado de mi cuerpo y como  pude me escurrí. La niña despertó y a la postre a su hermano.

Ella se quejó, le deba de golpes en la cara con sus manitas y él molesto se movía y no le quedó otra más que levantarse, de malas. Lo comenzé a vestir y no cooperaba.

A ella la moví a su gimnasio para que se entretuviera porque teníamos el tiempo encima y aún teníamos que ir por su papá.

El peque se seguía quejando, y en un regaño mío lloró fuerte y ella se asustó, lloró un momentito, yo seguía vistiéndolo, poniéndole la camiseta al niño.

Cuándo por fin quedó puesta la volteé a ver y estaba en un estado rígido con la cabeza como un globo y de color morado, los labios rojos y los ojos a punto de salirse de sus órbitas.

Comenzó el horror…

Solté inmediatamente al niño y a ella la levanté en brazos, le hablaba, después le gritaba, le soplaba la cara, y ella rígida, brazos doblados hacia si misma, duros, ojos perdidos, no respiraba, parecía perdida, fueron segundos eternos y seguía sin respirar.

Yo literalmente me estaba volviendo loca, sentía que pasaban los segundos vitales en su respiración y ella nada, no volvía, no lloraba, parecía que mi niña se me iba, recuerdo que gritaba “Héctor, la niña; Héctor, la niña”, comenzé a bajar la escalera, iba yo descalza, con el pantalon sin cerrar, con la blusa de la pijama, sin bolsa, sin dinero, sin celular… ¡sin mi hijo!

Dios mío yo saliendo a buscar ayuda para la nena y mi hijo se me estaba quedando en la recámara, me regresé como pude, ella seguía morada y sentía que se me moría , ¡Dios mío ayúdame!.

El niño no se daba cuenta, seguía en la cama gruñiendo, escuchando mis gritos, mi desesperación, regresé por él para llevármelo, en mi cabeza solo quería poder volar para agarrarlo y luego bajar de nuevo los 16 escalones y el descanso, llegar con la vecina, montarnos en su camioneta y llegar al hospital, ya que yo estaba segura que no podría manejar en ese momento.

Regresé a mi realidad, aún con la niña en brazos desde la puerta de la recámara ví el celular, le hablé a mi esposo, me temblaba la mano, le apreté al botón de la pantalla como pude, “que bueno que tengo la apss de marcado rápido” pensé casi a punto del llanto.

“¡La niña no está respirando!”

Contestó mi esposo, “¡La niña no está respirando ven rápido!”, es lo que recuerdo con certeza que le dije, seguía temblando mientras escuchaba su voz que preguntaba que tenía, él gritaba, lo puse nervioso, yo estaba casi en crisis de nervios a como la veía.

Le colgué el celular, a ella la sarandeé, le hablaba, y cuando la acosté de nuevo en la cama poco a poco se fue relajando y fue tomando su color natural, poco a poco, sí, poco a poco, y de la misma manera me fue regresando el alma al cuerpo, ella no lloraba, no hablaba, solo respiraba de nuevo y con eso sentí que estaba del otro lado.

La levante, la abrazé y allí solté en llanto, le dije que me había asustado mucho, que la quería, que era mi niña… ella no decía nada.

La acosté de nuevo y sonó mi celular, era mi esposo, cuestionándome, la niña, ¿todo bien?, mientras yo como pude le dije que ya estaba respirando, “¡tranquila!”, ya la veía un poco mejor, no se que dijo, parece que escuché algo sobre una ambulancia, le colgué y seguí vigilando a la pequeña.

Pasaron unos minutos y la niña ya estaba como si nada, ¿de verdad pasó algo?, él llegó a la casa, sudando, jadeante, la tomó y la abrazó fuerte.

Le expliqué la situación y platicamos sobre pulir nuestro plan de emergencia, un plan que todos los padres de familias deben tener sobre como reaccionar en situaciones inesperadas como esta.

Hoy veo a la beba y sonríe, sonríe feliz, me pregunto aunque no quiera, ¿que hubiera pasado si no se recupera?, ¿si no respira?, ¿que hice yo para que se pusiera así?, ¿que hice yo para que se recobrara? ¿de verdad hice algo o ella lo hizo todo?

Esta angustia de verdad que no se la deseo a nadie…

Foto vía

+Actualización+

Solo en situaciones como la que nos ocurrió con la bebé, es que uno se dá cuenta de la gran cantidad de amistades que tiene, amistades dentro y fuera de la pantalla, a todas ellas, a todas ustedes gracias por sus buenos deseos, de verdad que ya más tranquila después de lo que pasó me siento super querida.

Quiero dar gracias especiales:

Cele, Nuria Badilla, Yury, Jirafita, JulieFernn, Viviana y Sofía, Maragena, Nadia, Mayli,  Gissel, Vanessa y Marissa. Nallely, Angie, Lorena, KarlaKarito, Gracy, Liz, Valen, Doris, Rossana, Marina, Jade, Gloria, Esperanza, Mabel, Kirenia, Alicia, Jonaina, Janeth, Angeles, Lorena. Ludy, Pao, Karina, @aprendizdemadre, @faith_filan, @amormaternal, @mamasybebes, @rgabriela_boc, @lovmachine, Vivi y Sofi y toda mi hermosa familia.

Carolina está muy bien, lo que pasó fue un “espasmo de sollozo”, muy traumático pero hasta cierto punto normal, de todas formas idear un plan de emergencias no está de más para nadie.

¡Síguenos en Facebook! Dá click aquí —> Mamá de Alta Demanda 

15 Comments

  1. Ana Isis Fuchok 11 noviembre, 2013 at 9:03 pm

    Gracias amigas por sus comentarios =)

  2. Marisa 24 mayo, 2010 at 8:48 am

    Menos mal que no pasó nada. Según te leía reviví el momento que le pasó lo mismo a mi pequeña. Tuve la suerte de que me ocurrió al día siguiente de nacer y aun estábamos en el Hospital, donde las enfermeras reaccionaron en un segundo. Pero el susto del momento aun me dura de pensar que podía haberla perdido.

  3. Vanesa (Mami de Juampi Donato Y Giulietta) 22 mayo, 2010 at 1:20 am

    Any que dolor, a mi me pasó una situación asi, de creer que lo perdía una vez que teniendo 10 meses se encontró un mani en el suelo y se atragantó, también sali a la calle a gritar, por suerte lo largo solito porque le estaba obstruyendo la respiracion, me acuerdo y me horrorizo.
    Yo tbién creo que lo de Caro fue un espasmo del solloso, que es asi tal cual lo describís, te asusta pero no es mortal.

    un beso

  4. Gissel 21 mayo, 2010 at 11:58 pm

    Nunca había visto algo asi… mas he escuchado muchas historias acerca del espasmo de sollozo (incluso mi abuelita me dijo que yo me “privaba” al llorar, como comunmente le llaman a esto aunque yo no recuerdo nada obviam) Se que la mayoría los niños se recuperan solos, mas no me atrevo a asegurarlo, lo mejor seria que un médico te diga que hacer porque es posible que se repita, sin deseo de asustarte, sino porque tomes precauciones y no pase a mayores, porque tiemblo de solo imaginar que por salir corriendo con la bebé para salvarla hubieses dejado a Héctor solito, la verdad es que en esos momentos hay que tener la cabeza fria y conservar la calma aunque parezca dificil.

    Gracias a Dios todo está bien. Pero vale mucho tomar precauciones.

    Besitos

  5. Mayli 21 mayo, 2010 at 10:55 pm

    Any que sustotee 🙁 me tiemblan las manos despues de leerte, no queda mas que agradecer a Dios por que no paso a mas y rogar que no se repita.

    les mando un abraso y beso.

  6. Nadia 21 mayo, 2010 at 10:30 pm

    Que horror!!! lo vivi al leerte y me asuste mucho sera porque tengo una bebe ahora mismo y no se como reaccionaria a esa situacion. Espero que encuentren la razon de por que sucedio eso!!! y me alegro que este bien la nena!

  7. Nadia 21 mayo, 2010 at 9:54 pm

    Que horror!!! lo vivi al leerte y me asuste mucho sera porque tengo una bebe ahora mismo y no se como reaccionaria a esa situacion. Espero que encuentren la razon de por que sucedio eso!!! y me alegro que este bien la nena!

  8. MARAGENA 21 mayo, 2010 at 9:07 pm

    Dios mío..iba leyendo y reviviendo lo que pasamos con Vicky cuando solo tenía 4 días de vida. Lo de ella fue por reflujo y mocos..una combinación que casi la mata. Se puso morada, con los ojos vidriosos y también pensé que se moría.
    Fue horrible y tal como decís, no se lo deseo a nadie. Esos minutos de espera son terribles.
    Me alegro de corazón que Caro esté bien!!!!
    Besos

  9. Viviana y Sofia 21 mayo, 2010 at 8:42 pm

    Any, tenemos que tener una explicacion de lo que sucedió con la chiquitina… que fue????

    Hoy mismo llega F del trabajo y hablaremos del tema…

    Mi Dios, no quiero imaginar tu pavor…

  10. JulieFernn 21 mayo, 2010 at 8:37 pm

    Ay Any… será que le dió un “espasmo del sollozo”? Sé que a mi suegro le daban seguido cuando era chico, pues su madre me ha contado… y es tal cual lo describís!

    No, realmente, la situación fue desesperante mamu… celebra que ella está bien, aunque el shock te dure para siempre.

    Acá encontré algo de info, por si quieres ahondar: http://www.babysitio.com/bebe/salud_bebe_espasmo.php

    Un abrazo muy muy apretado.

  11. jirafita 21 mayo, 2010 at 8:20 pm

    Q susto..tiene angel tu gordita..Dios la cuide mucho mucho…Y entonces Any…?? q fuè lo q le pasò?? se llevò algo a la boquita?? se golpeò??

  12. Yuridia 21 mayo, 2010 at 8:06 pm

    Que angustia.. te iba leyendo y me sentí en tus zapatos.
    Bendito Dios todo está bien con Carolina.

    El plan que comentas es indispensable, me ha pasado con mamá y creeme que es horrible no saber que hacer o decir.

    Besos

  13. NuriaBadilla 21 mayo, 2010 at 7:53 pm

    Anny que espanto de situación!

    Puedo imaginar el terror! Pero no fueron al médico para saber o entender que pasó? Podría volver a pasar?

    Pobre de vos. Me pusiste a reflexionar en caso de una emergencia en mi casa.

  14. cele 21 mayo, 2010 at 7:47 pm

    Dios Santo Any, te leo con lagrimas en los ojos, gracias a Dios que todo esta bien… gracias a DIos… un abrazo fuerte!