Es la tercera vez que pasa, pero hoy me dió más miedo que antes.

Estábamos en la sala los niños y yo; él viendo la TV en otro mueble, ella jugando y yo descansando sobre el sofá, ya que acabábamos de llegar de las compras y el día estaba demasiado caluroso, papá había ido a la oficina un momento y lo esperábamos en casa.

En eso estábamos y la beba me pidió los brazos, la cargué y la puse sobre mí de frente, cuando de pronto a ella le llamó la atención algo que se encontraba detrás de mí (como si alguien acabara de llegar) sonrió y le dijo adiós…

Yo me quedé fría. Voltée de inmediato pensando por un segundo que era mi esposo y hubiera llegado de sorpresa y nada, ¡Dios! qué susto tan grande, la nena saludando a “algo” o “alguien” que se encontraba detrás de mí, lo escribo y me duele el estómago, ¡lo juro!

Pensé, “es la tercera vez que sucede que la niña saluda a “algo” o “alguien” que no está, o al menos que YO no veo”, lo único que me da tranquilidad de esta situación es que la niña sonríe, no le da miedo, porque entonces eso ya nos afectaría de otra forma.

Anteriormente, cuando la niña tuvo dos episodios de atragantamiento que lo platiqué aquí en el blog, tres de ellas de forma independiente me dijeron algo lindo, que “la bebé tiene un ángel de la guarda que la cuida mucho”, lo sentí como algo muy tierno pero no reparé en ello hasta ahora que algo extraño está pasando.

Internet tiene información, no tan basta ni científica, pero encontré algo que me puso los pelos de punta:  

“Por lo que se refiere a los más pequeños, los padres coincidieron al describir una escena que se repite con frecuencia: el bebé mira fijamente a un punto de la habitación, generalmente el techo, y en un momento dado sonríe o ríe, como respuesta a alguna forma de comunicación invisible; a menudo extiende sus manos hacia arriba, como si esperara que un ser invisible le cogiera en brazos”.

Este texto no se porqué no me da tranquilidad, por el contrario, me da frío por todo el cuerpo, quiero pensar racionalmente y no sugestionarme. En teoría los Ángeles de la Guarda están para “ayudar a los niños, no les hacen daño y velan por su bienestar”.

Yo tuve varios episodios de emergencia en mi infancia y no recuerdo la presencia de ningún ángel… tampoco recuerdo ver alguna actitud parecida en los casi cuatro años de vida del peque, vaya, que esta es la primera vez que me toca lidiar con temas de ángeles. El único acercamiento que he tenido con ellos es una imagen que tenía mi mamá en casa, y  que recuerdo con mucho cariño.

No se que pensar ni como actuar, lo más bonito que puedo imaginar es que sea mi papá fallecido hace siete años, quién unos días antes de morir externó su tristeza por no poder conocer a sus nietos, eso sería lo más lindo, que el fuera su ángel, el de mis dos chiquitos.

¡Síguenos en Facebook! Da click aquí —> Mamá de Alta Demanda 

Foto vía

11 Comments

  1. Ana Isis Fuchok 10 noviembre, 2013 at 6:32 pm

    Parece que es común este tipo de experiencias! Muchas gracias chicas =)

  2. Lali (Laura Puente) 9 enero, 2012 at 7:28 pm

    se de lo que hablas =S mi bebo apenas tiene 6 meses y medio pero ya me ha pegado varios sustos.. justamente el dia de ayer estaba muy atento viendo hacia el techo y riendo efusivamente y si yo le hablaba o acercaba me sacaba la vuelta para seguir viendo el mismo punto vacio (para mi)me gusta y quiero pensar que es su angelito de la guarda porque si no creo que no podria controlar mi sentimiento de impotencia al no poder hacer nada mas upsssss

  3. valcer 29 marzo, 2011 at 3:19 pm

    Hola! Primera vez que te escribo…. estaba leyendo apenas el artículo y pues mira coincidencia, esto no lo había platicado más que con unos cuantos. Mi Fabri desde muy chiquito hacía lo mismo, tenía apenas 3 meses y varias veces miraba fijamente a un lugar y se veía feliz. Como si alguien le llamara, yo quiero pensar que es mi mamá (fallecida hace 13 años). Lo supongo porque ella sería muy feliz con su nieto y pues Fabrizio en todos estos episodios siempre se le ve contento. Así que no te asustes, no se si seas creyente o no, pero ten por seguro que lo que sea es algo bueno. Saludos!

  4. 100% Mamá 29 marzo, 2011 at 3:13 am

    Wow Any, que miedo, yo estaria igual que tu, soy tan cobarde y prefiero mil veces lo terrenal a lo espiritual… me he quedado de una pieza con tu post….

    Mi comentario no sirve para tranquilizarte mucho, mejor obvialo, jejeje

  5. Anonymous 28 marzo, 2011 at 11:28 pm

    No te preocupes! Si Carolina no tiene miedo, entonces no debe ser nada malo. Los niños tienen una gran intuición, y muchas veces aceptan y toman por natural cosas que nosotros, los adultos, no aceptaríamos, ya que creemos conocer el limite entre lo real o no.
    Si tu bebita esta viendo un ángel, entonces no te sientas preocupada, lo más probable es que como dices, sea tu papá que los esta visitando y protegiendo a ti, tus hijos y tu familia.

    Un beso para ti y tus bebotes! Mucha energía y no te quedes dándole vueltas a un asunto, que no tiene nada de mala, todo lo contrario!

    Oriana.

  6. Flor 28 marzo, 2011 at 8:18 pm

    Hola Any! tengo una amiga que ha visto a su papá fallecido y su hija que ahora tiene 6 años como la mía, de bebé jugaba con el abuelo al que nunca conocío.
    Yo creo que Sí puede ser tu papá, probaste mostrarle una foto a ver que dice?
    Hay un libro periodistico precioso que se llama el Angel de los Niños que habla sobre este tema.
    Slds!
    Flor (@florenciaatzori)

  7. ALLOSAURUS 28 marzo, 2011 at 7:07 pm

    no creo que debas preocuparte saludos =)

  8. ALLOSAURUS 28 marzo, 2011 at 7:06 pm

    hola, ya te he escrito antes, pues yo recuerdo que cada domingo ibamos a la iglesia yo era muy pequeño, pero recuerdo que por la iglesia se veian unos seres blancos que se movian por todo el lugar, me gustaban y sonreia.

    en las noches me salia de la cama (dormia solo) y al mirar hacia el techo veia las mismas figuras entonces me acostaba por los pies de la cama y me sentia tranquilo, como a medianoche volvia y me acostaba, no era un sueño nada pero me sentia tan bien.

  9. Faith 28 marzo, 2011 at 5:56 pm

    Las experiencias angélicas, las reales no producen miedo, sino un estado de paz, de alegria. Ya ves que tu hija sonrie, se alegra. Tu te inquietas y te asustas porque no ves lo que ella si. Pero ten por seguro que si estuviera viendo un fantasma, un espiritu malo, o que le fuera a hacer daño, su reacción no seria la de sonreir y saludar.

    Me parece hermoso lo que cuentas.

  10. Gissel 28 marzo, 2011 at 5:14 pm

    Hola!

    Bueno mi opinión va sustentada con la Biblia. Primero, que los ángeles son espíritus que fueron creados por Dios (Salmo 148:2-5)(Hebreos 1:14).
    Que algunos se revelaron contra Dios, lo cual no es el tema aqui.
    Que de los que sirven a Dios tienen entre sus deberes:
    Revelar la ley de Dios a Moisés(Hechos 7:38)
    Traer mensajes de Dios (Hechos 10:3-6)
    Adorar y alabar a Dios (Apocalipsis 5: 11-12)
    PROTEGER Y GUARDAR AL PUEBLO DE DIOS (Salmo 91:11)(Hechos 12: 7-10)
    Entre muchas otras cosas…

    Yo que Carito es una persona especial para Dios, lo cual no me extraña porque se han elevado al cielo muchas oraciones por ella desde que estaba en tu vientre. Asi que Dios ha extendido una cobertura especial delante de ella y es luz para su hogar.

    Mira estas hermosas palabras de Jesús:
    “Mirad que no menospreciéis a uno de estos pequeños: porque os digo que sus ángeles en los cielos ven siempre el rostro de mi Padre que está en los cielos” Mateo 18:10

    Que Dios les siga bendiciendo grandemente!!!

  11. Leticia Jiménez 28 marzo, 2011 at 3:09 pm

    si yo te contara las que he pasado… es laaargo y con ambas niñas, mas algunas cosas que me pasaron a mi directamente 😉

    no te asustes, igual y alguien las vino a saludar, o simplemente esta jugando!, un abrazo