La maestra de mi hijo hoy le dará la última clase de pre-kinder a mi niño. Y la verdad es que toda la semana la he estado pensando, ya que el lunes cuando la saludé a la entrega del niño en el colegio y preguntarle como estaba, me dijo que triste, ya que estaba comenzando la última semana de clases antes de las vacaciones.

«Me siento triste, uno se encariña con los niños. Al otro año los vemos pasar y a veces ni nos saludan… hay unos que sí, depende de cada uno, y claro, también de si las mamás nos siguen saludando e hicimos buena amistad…» fue en resumen como definió la maestra su sentir.

La verdad es que se me hizo un nudo en el estómago de imaginarlo, «Miss, pero así son todos los años»-le dije-, «Pue sí» -me respondió con una mueca de resignación-, como queriéndome decir que aunque la situación es igual en cada curso ella (al menos) no deja de extrañar a su «chicos».

maestraCreo que de verdad las misses sí llegan a extrañar a sus alumnos, habrá algunos que se quedan más en el corazón que otros, pero estos chiquitos de prekinder pueden tener su detalle especial debido a que ellas los ayudan a crecer, a ir al baño, a darles seguridad y cariño en esta edad de 2 a 3 añitos, justo cuando los berrinches y las llegadas de otros hermanitos llegan a sus vidas, ellas con toda su paciencia y amor nos ayudan a las mamis a llevarlos de la mano y hacernos el camino más fácil.

¡Gracias Miss!

Foto destacada vía

¡Síguenos en Facebook! Dá click aquí —> Mamá de Alta Demanda 

2 Comments

  1. Talia Fuchok at

    Huy si, supongo que debe de ser dificil, pero bueno, es bonito tmb saber que las miss aman a los niños tanto como nosotros!!

    saludos

    Tia de media demanda jajajajaja