Mi hijo, cuando no es gripa, es infección en la garganta o en el estómago, éstas son las tres enfermedades contra las que luchamos de vez en cuando. Nuestra batalla de hoy es contra la infección en el estómago.

Le doy vueltas y vueltas a la cabeza tratando de recordar en que momento pudo llevarse algo a la boca que pudiera hacerle daño, ¡porque mi hijo se ha vuelto tan curioso que a intentado hasta conocer el sabor de las hormigas!

Me siento mal de verlo débil, tristito, sin apetito, de tener que forzarlo a darle el Ceclor, porque odia todo lo que es medicina, que por cierto ya la conoce; en la tarde le dije: «hijito, te tengo que dar tu medicina para que te pongas bien y ya no te duela tu pancita» inmediatamente volteó a ver el frasco, que estaba allí, listo para dar la batalla a los moustros que tiene mi chiquito en su estómago… pudo llevarse el niño algo en la boca en cualquier momento, es imposible tenerle el ojo al 100% del día, quizá un 98% porque uno también tiene que parpadear…vaya…

Aquí unas recomendaciones del Centro Para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos para desarrollar hábitos que reduzcan el riesgo de infecciones que causen diarrea; recuerda que lo que escribo que uso ha sido avalado por mi médico para mi hijo, es necesario que acudas con el pediatra de tu hijo para su evaluación.
  1. Lávese las manos cuidadosamente y con frecuencia. Los adultos deben de lavarse las manos después de usar el baño, cambiar pañales y antes de preparar, servir y comer alimentos. Los niños deben lavarse las manos después de usar el baño, después de que le hayan cambiado los pañales (un adulto deberá lavar las manos de un bebé y niños pequeños), y después de comer bocadillos o comidas.
  2. Desinfecte juguetes, baños y áreas donde se preparan productos alimenticios con frecuencia, en especial si un niño ha estado en el hogar.
  3. Use pañal con cobertura exterior a prueba de agua que pueda contener los excrementos líquidos u orina, asegúrese que el niño use ropa sobre la pañal.
  4. Lave frutas y verduras con mucho cuidado antes de comerla. Cocine la carne, aves y pescado en meticulosamente.
  5. Evite los huevos crudos; en las recetas que usan huevos no cocidos, se puede suplir con huevos pasteurizados que se venden en el mercado en los productos lácteos.

Foto Vía

¡Síguenos en Facebook! Dá click aquí —> Mamá de Alta Demanda 

3 Comments

  1. Bebes at

    Buenos consejos, hay algunos sobre el tema de la higiene que son formas muy conocidas pero que no se realizan generalmente, pero con el bebe no hay que olvidar que es mucho mas sensible a todo por lo que hay que tener cuidados extras

  2. Anonymous at

    It is very helpful!