Loading
hora_parto

¿Estoy de parto? ¡No tengo ni idea!

Recuerdo que me dio una ansiedad muy grande el saber que ya había llegado el momento en que no había vuelta atrás, estaba muy segura de querer un parto vaginal.

No opté por la cesárea a pesar de que mi ​nivel de tolerancia al dolor es muy bajo, entonces viendo que el ginecólogo ya estaba casi con el banderín de salida, la tranquilidad con la que llevé mi embarazo se desplomó y me aterré como toda mamá primeriza.

Considerando que el parto podía presentarse en cualquier instante, hora, día o semana y que no se programa, me apliqué con papel y lápiz para anotar las señales que podían avisarme que había llegado la hora del momento más apasionante que estaría por vivir. Estaba consciente de que me enfrentaría sola a pujar por la vida de mi pequeño bebé.

¿Cuáles fueron mis síntomas? Checa lo que me dijo mi ginecólogo y anota para estar preparada

Síndrome del nido: Unas ganas desesperadas de tener la casa en orden, su cuna, su ropa y todo lo que refleje limpieza. Es común en las “hembras” tener el “nido” listo para la llegada de la “cría”, la naturaleza dice presente.

Expulsión del tapón mucoso: Es una sustancia gelatinosa que protege el útero de las bacterias, está mezclada con sangre, cuando lo expulses significa que el parto estará cerca pero no inmediato, incluso puede retrasarse varios días.

Vómitos y diarrea: No es general en todas las mujeres, pero también puede indicar que el parto está cerca.

Contracciones regulares: Se tienen durante todo el embarazo, pero la diferencia de estas es que son continuas, de hecho es la señal más clara de que llegó la hora. Checa que por ejemplo si durante una hora tienes la contracción cada cinco minutos y duran en promedio 30 segundos, es hora de que tomes tu maleta y te vayas al hospital.

Rotura de la bolsa: Otra señal de que ya está casi listo para salir es cuando de tu vagina sale un chorro de agua como si hicieras pipí, pero en color claro, como agua. Cuando esto pasa el bebé tiene que nacer en las siguientes 24 horas, algunas mujeres no rompen la bolsa y se los hacen en el hospital.

¿Cuándo ir al hospital de urgencia?

  • Cuando tienes mucho sangrado como si fuera la regla
  • Si se rompe la bolsa amniótica y el líquido se ve de color oscuro o manchado
  • Cuando las contracciones tengan una duración de menos de 30 segundos

 

Ante la menor duda hay que consultar con el ginecólogo o ir al hospital. Afortunadamente mi médico me atendió con rapidez y mis partos fueron una gran experiencia que me llevaré en el corazón.

Foto Via

Post escrito por Any Fuchok y publicado originalmente en Disney Babble Latinoamérica.

¡Sí­guenos en Facebook! Da click aquí Mamá de Alta Demanda.

Deja una respuesta