Loading
mamás-escuela-amigas

#YoConfieso: Las mamás de la escuela como amigas ¿si o no?

Antes de ser mamás teníamos un grupo de amigas o amigos con los cual convivíamos regularmente, compartíamos escuela, vecindario o recreación y nos la pasábamos fenomenal. Cuando nos hacemos de pareja e hijos las amistades suelen extenderse con otros papás y mamás que no conocemos, pero que sus hijos y los nuestros conviven a diario por varias horas en la escuela, casi como hermanos. Entonces es ahí donde se dan las nuevas amistades que muchas veces para nuestros hijos son para toda la vida.

Un día tu hijo te dice, “Mami, ¿puedo invitar a Juan a la casa a jugar?”, y es el momento en el que te das cuenta de lo importante que es la socialización de tu niño, así comienza la interacción con Juan y su mamá, quienes a veces son invitados a tu casa en una cita de juegos, en el parque, al cine o coinciden en una fiesta infantil del grupo.

Los niños se vuelven grandes amigos y las mamás si hacen click pueden intercambiar los números telefónicos y programar nuevos eventos para fomentar la cercanía de sus hijos y la naciente amistad entre ellas, así comienza todo. Siempre hay un amigo o amiga más cercano y es nuestro pequeño el que da pie a el crecimiento de la amistad entre familias.

Hasta ahí todo bien, puede ser el inicio de una amistad que dure por muchos años o mientras los niños compartan la misma escuela o salón. Y es que, es muy bonito coincidir, pero como en todos lados hay muchos tipos de mamás y familias. Por lo que es probable que aunque vayan en la misma escuela no coincidamos por tiempos, forma de llevar la vida o simplemente por carácter, y entonces es muy válido mantener las distancias por salud mental.

La verdad es que como le digo a mi mejor amiga, yo soy muy light para las amistades, me gusta llevarme con todo el mundo, pero no podemos esperar que todo ese mundo quiera llevarse con nosotros porque como dice el dicho “no somos monedita de oro para caerles bien a todos”. Ser amiga de las mamás de los compañeros de la escuela de tu hijo es difícil más no imposible, como en todas las relaciones sociales.

Lo que me funciona es: ser compañera de todas pero amiga de pocas, hay que seleccionar muy bien las amistades que se dan con la oportunidad de la escuela en común de los críos, porque son mamás a las que vas a ver durante mucho tiempo.

Lograr la empatía porque a fin de cuentas todas somos madres y nuestros hijos conviven a diario como hermanos. Solo abre tus expectativas para conocer nuevas personas y lograr, si es que así lo deciden, una amistad de familia que pueda durar por muchos años, y si no hay ese click, entonces ser colaborativa y amistosa con todas las mamás del grupo escolar, para un beneficio de la clase.

Foto Via

Post escrito por Any Fuchok y publicado originalmente en Disney Babble Latinoamérica.

¡Sí­guenos en Facebook! Da click aquí Mamá de Alta Demanda.

Deja una respuesta