Loading
reyes_magos

¡Esta noche llegan los reyes!

Empezamos la mañana muy temprano, como todas las mamás con hijos pequeños que saben que no hay vacaciones ni días festivos que sus pequeños duerman a pierna suelta, la verdad es que así no funciona, los niños tienen tan marcado su reloj interior que despiertan igual cualquier día del año.

Para esta fecha Santa ya cumplió el primer cometido y hoy espera el redoble de sus amigos Los Reyes Magos: Melchor, Gaspar y Baltazar que visitarán las casas de los niños del mundo, que para aminorar el cansancio de su travesía les dejan muchas veces galletas, un sandwich y hasta agua y pasto para sus animales. Una cortesía de nuestros peques para los viajeros de Oriente.

Si queremos que los reyes dejen regalos por la casa, la tradición marca que es necesario dejar un zapato del niño bajo el árbol de Navidad, o junto a una ventana. Tener la carta listacon los obsequios que desea, y por supuesto la cálida bienvenida a nuestra casa con la cortesía que mencionaba.

Así los Reyes Magos se sentirán agradecidos por el detalle de los pequeños de la familia, quienes podrán notar que les gustó su comida, al ver que tiene una mordida el bocadillo o la galleta, o que los animales acabaron con el agua proporcionada, ¡la cara de los niños al notarlo es para grabarla en video!

Cuando era niña…

Los Reyes Magos tenían la maravillosa costumbre de dejar el piso junto al árbol cubierto de globos de colores, una imagen que conservo en mis recuerdos con total felicidad, tan así que los Reyes Magos también lo hacen en casa con mis hijos, y es fantástico verlos divertirse entre globos y sus juguetes recién regalados.

Una forma de que mis hijos no se llenen de juguetes en esta temporada de consumo excesivo y que practico desde hace varios años es la siguiente: les digo que a Santa Claus solo le pueden pedir un regalo porque él es “solo uno” y que tiene que hacer todavía muchas entregas, así que deben pensar bien lo que quieren.

Así con Los Reyes Magos como son tres pues pueden pedir tres cosas, ya sean juguetes o alguna otra cosa que deseen. Los tiempos no están para hacer derroches, la economía de nuestros padres o abuelos varía de la nuestra, además que enseñarles a los hijos el valor de las cosas está en nosotros. Llenarlos de juguetes en estas fiestas no nos hace mejores padres, aprendemos entonces a tener control y transmitirles a ellos el valor de los obsequios, sea ropa que necesiten, un par de zapatos, un videojuego o una muñeca, es difícil pero no imposible.

¿Qué pidieron tus hijos a los Tres Reyes Magos?

Foto Via

Post escrito por Any Fuchok y publicado originalmente en Disney Babble Latinoamérica.

¡Sí­guenos en Facebook! Da click aquí Mamá de Alta Demanda.

 

Deja una respuesta