Hace unos meses teníamos un pez Betta morado que le compramos a mi hijo ya que insistía mucho en una mascota, el lo nombró Waka Waka. Por causas que desconocemos Waka Waka murió y fué muy triste para nosotros, también un poco difícil de explicarle a mi hijo el concepto de la muerte.

Ahora, meses después y ya superada la muerte del primer pez tenemos un nuevo pez en casa, su nombre “Pez Gominola” (debe ser primo hermano del Oso Gominola, ¡mi hijo le puso de nuevo el nombre!). El peque muy emocionado con su pez, lo pusimos de nuevo en la misma pecera, le seguimos dando su comidita dos veces al día, una pizca y sus gotitas antiestrés en el cambio de agua, muy lindo el pez naranja y muy saltarin.

Y como es esto de los peces y la vida… que en una clase del kinder donde estaban viendo el tema de los Animales Acuáticos le enviaron de regalo otro pez Betta pero este de color morado. ¡Oh my good! ¿y ahora que haría con dos peces Betta en casa? Cuando intentamos que conviviera con Gominola y los pusimos a compartir pecera el malvado de Gominola no dudó en atacarlo ni tantito, se le fue encima y lo picoteó cual gallo que le quieren quitar su terreno… en este caso su pecera… y para afuera el pobre Nemo, que es así como le puso el peque a su tercer pez.

Le comenté a la Miss y me dijo que se lo llevara al salón, que ella tenía una pecera, y con esa idea estaba cuando mi suegra me comentó que recibir un pez de regalo es de buena ventura, así que nada, nos hemos quedado con el pez y ahora comparten una pecera nueva que tiene una división, allí se ven los peces todos los días, se estimulan y sus colores se intensifican, sus aletas se expanden y sus agallas se ensanchan.

Los expertos recomiendan que si nunca se ha tenido una mascota en casa, un pez es el animal ideal para comenzar con esta fabulosa experiencia, así los niños van tomando idea de la responsabilidad (apoyados de los padres) que es cuidar y vigilar el buen crecimiento del animal, así que no esperes más tiempo y dale gusto a tu peque, un pez siempre es más fácil de cuidar que un perrito.

Acerca de los peces Betta
Los peces Betta (Betta Splendens) son nativos del Sureste de Asia, y casi todos estos peces son vendidos y criados en Estados Unidos. Debido a sus orígenes en los arrozales, se sientes cómodos viviendo en pequeños depósitos de agua. Puesto que respiran aire de la superficie (pez de laberinto) esto elimina casi totalmente la necesidad de contar con sistemas complicados de filtración, haciendo que los tanques de mediano tamaño sean de bajo mantenimiento y el habitat perfecto para su mascota.

Fotos: Any Fuchok

¡Síguenos en Facebook! Da click aquí —> Mamá de Alta Demanda 

Más info
Mascotas: su importancia en el desarrollo de los niños

3 Comments

  1. Ana Isis Fuchok 10 noviembre, 2013 at 6:20 pm

    Una mascota siempre es una poderosa fuente de amor =)

  2. Anonymous 10 abril, 2011 at 10:11 pm

    Any!
    En casa pasó algo muy tierno, cuando LAureano tenia 3. Mi suegra nos regalo una pecerita con un par de peces dorados (se llamaban Negrito y Caperucita). Cuando Laure los vío, se puso a llorar a mares!! Al principio no entendiamos porque, pero luego nos dimos cuenta de que le entristecia mucho, pensar que los pececitos estaban “pesos” como decía él. Como nos pareció una actitud hermosa, le preguntamos a un chico de un acuareo si los podiamos llevar, nos dijo que si, y por lo menos Negrito y Caperucita, estan en una pecera más grande, con otros peces, y muy bien cuidados.
    Asi que me quede con las ganas de tener pececitos, y al vivir en un apartamento, con un balcón bastante chico, y dos bebés, es complicado pensar en tener otro tipo de mascota, pero nos encantaría tener una!

    Disfruta de Gominola y Nemo (me encantan los nombres)) y de esta nueva etapa para tus hermoso bebés!!

    Un beso!
    Oriana.

  3. JulieFernn 8 abril, 2011 at 10:50 pm

    Recuerdo haber tenido pecera de chica y tras la muerte de los peces, y la tristeza de sus tres hijos, mi mamá desistió y la desarmamos. Ya de adolescentes armamos otra, y por suerte en el acuario nos avisaron de un pez que no se puede mezclar con otros o se los come a todos… justo un pez que le iban a regalar a mi hermano!! =S
    Muchos son bichitos muy territoriales, realmente.
    Me alegra que retomen la experiencia y que Héctor esté contento con sus “peces en apartamentos”. ^.^