La relación debe estar basada en la confianza. La relación con el colegio es como una relación de pareja; si ya tomaste la decisión de que tendrán una relación conjunta, lo mejor es que tú y el padre de tus hijos confíen en el colegio y el colegio debe confiar en ti y en él. La relación debe ser muy abierta y si algo molesta, deben ser asertivos y decirlo en el momento y de la forma adecuados.

Muchas mamás de hoy, cuando algo les molesta de la escuela, prefieren compartirlo con las amigas o en el grupo de WhatsApp, pero no van directamente con quien puede solucionar el problema, como los maestros o los directivos, ya que no dañar la relación con la institución educativa, pero esto no soluciona nada.

Entonces, es sumamente importante que si tienes algún problema o alguna inconformidad sobre lo que sucede en el colegio de tus hijos, acudas con alguna autoridad de la escuela, antes que con alguien más.

El colegio como tu aliado

Asimismo, es importante que veas al colegio como tu aliado, no como un simple proveedor de servicios. Vivimos en la era del marketing experiencial, donde se tiene la premisa de que el cliente siempre tiene la razón. En el caso de la escuela, no puede ser así.

El colegio es un aliado importantísimo en la formación de tus hijos y debes verlo y tratarlo como tal, no como un proveedor de servicio que brinda una simple relación comercial mediada por una transacción monetaria. Los expertos en educación son ellos y estás poniendo a tus hijos en sus manos. 

El colegio debe tener autoridad para tomar decisiones relativas a la educación de tus hijos. Y si consideras que no la tiene, es mejor que busques un colegio que sí la tenga.

Una institución educativa de educación básica del siglo XXI está obligada a conocer las tendencias más importantes, tanto en pedagogía como en tecnología y a incorporar las mejores prácticas a su caja de herramientas para ofrecer la mejor educación posible a tus hijos. 

¿Qué tipo de educación es la más apropiada para los hijos de hoy?

Al igual que con la elección de la escuela, la educación más adecuada para los niños del siglo XXI es la que propicie los valores propios de la madre, del padre y la familia en general. 

Dicho esto, en el siglo XXI, la educación más adecuada para los niños de esta era es una que estimule la creatividad, la colaboración, la comunicación, el pensamiento crítico y, de manera especial, la inteligencia emocional (como la compasión y la atención plena o mindfulness), porque de nada va a servir lo primero si no hay un sentimiento compasivo, de servicio hacia el mundo.

Es muy importante que hoy ayudes a tus hijos a usar todas sus habilidades y competencias para el bien de los otros, si no, no sirven de mucho para que tenga un futuro pleno y feliz. 

También es importante tener en cuenta el rol fundamental que están teniendo los avances tecnológicos en el diseño de la dinámica social. Hoy en día todos tenemos un smartphone pegado a nosotros las 24 horas del día.

Hoy todos usamos aplicaciones para resolver una multitud de necesidades, desde navegar la ciudad, hasta pedir el súper, escuchar música, comunicarnos con nuestros seres queridos, buscar pareja, jugar, comprar, ver televisión, etcétera. La tecnología digital es prácticamente omnipresente en nuestras vidas.

¿La tecnología debería estar presente, también, en la escuela?

La respuesta es sí, con justa medida y con justo análisis de lo que se pretende lograr con la tecnología. Es importante que tus hijos desarrollen una relación sana con la tecnología, que aprendan a gestionar sus tiempos de uso y sus emociones en torno a esta, porque cuando sean adultos va a ser una parte fundamental de sus vidas. 

Estamos en el umbral de la Cuarta Revolución Industrial, que implica la llegada de tecnología altamente disruptiva, como la inteligencia artificial, la bioingeniería, la robótica, la nanotecnología, etcétera. Esta revolución va a cambiar drásticamente la vida y el entorno laboral. Muchos empleos desaparecerán. Muchos otros surgirán súbitamente.

Debes ayudar a tus hijos a cultivar la calma ante un entorno tan cambiante, eso se desarrolla practicando algo que llamamos Mindfulness o atención plena. También debes ayudarles a comprender los alcances de la tecnología, sus beneficios pero también sus posibles efectos nocivos, por lo cual debes mantenerte constantemente informada sobre estos temas. 

Finalmente, debes ayudarles a asumirse como creadores de tecnología empoderados, más que como meros consumidores pasivos de esta. Esto hará una gran diferencia en sus vidas en los años por venir.

Lo puedes lograr incorporando a su vida algo que llamamos Cultura Maker, la cultura del hacer, del producir y del entender cómo está diseñado el mundo, ya que esto los empoderará y les dará las herramientas y las capacidades para buscar y generar soluciones y alternativas para cambiar o modificar lo que sea necesario en su mundo. 

 

Foto destacada via

Sobre UNOi

UNOi es una empresa de servicios educativos de Grupo Santillana, fundada en 2010. Se enfoca en impulsar un movimiento de evolución educativa, por medio de un modelo educativo desarrollado en México, propio del siglo XXI, que permita a las escuelas actualizar sus prácticas pedagógicas para crear una educación más relevante y significativa para los niños y jóvenes. Lo hace a través de tres componentes específicos: un método pedagógico acorde a las necesidades del futuro, contenidos atractivos y ambientes especiales enfocados en lo digital, bilingüe y maker –cultura del hacer, producir y entender cómo está diseñado el mundo. Cuenta con 400 empleados a nivel internacional y tiene presencia en más de mil escuelas en México, Colombia y Brasil. Para mayor información visitar http://mx.unoi.com 

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *