Carta a mi papá en el cielo

Querido Papá:

Vieras cuan agotada me siento hoy, ¡mi hijo me trae de cabeza! Cuanto me gustaría volver a platicar contigo y contarte mis experiencias como madre, como esposa, como mujer…

En ocasiones me ha pasado un pensamiento que dura un segundo: «Le voy a decir a mi papá…» y no termino la frase, a veces se me olvida que ya no estás aquí, es que te tengo tan presente que me es imposible olvidarte!

En estos días, todos los años, previos al 25 de marzo no paro de recordarte. Justamente los 24 por la noche revivo las últimas horas que platiqué contigo en el hospital, cuando tuvimos que salir corriendo de la casa porque se te había bajado la presión, luego que te hicieran un baño que te resultó delicado en ese momento… me dan hasta ganas de llorar, pero no lo haré Papi, quiero que tu recuerdo siempre sea con una sonrisa, no de más lágrimas hasta que me sea imposible contenerlas, porque además tengo mucho que enseñarle a tu nieto, a Héctor Luis, lo grande y fantástico que era su abuelo Luis Gilberto, porque sí papito, ¡mi hijo lleva tu nombre en tu honor!

Este 25 de marzo se ajustan 4 años de tu partida física, pero solo eso, porque toda la familia te sigue recordando con tu música, tu voz, tus videos, tus fotos… los chistes que hacías, ese humor tan tuyo que te caracterizaba y del que no se salvaba nadie.

¡Ay Papito! Como me haces falta.

Allá donde estás cerca de Dios, de Jesús, te pido que cuides de nosotros, de mi mamá, de la mis hermanos, de mí y por supuesto de mi hijo, tu nieto, al que nunca conociste y que días antes de morir lo anhelaste.

Te extraño hoy y te extrañaré siempre, no pude tener un papá mejor que tú, le doy gracias a Dios por ponerte en mi vida, se que algún día nos volveremos a encontrar.

Te amo papito.
Foto Vía
¡Síguenos en Facebook! Dá click aquí —> Mamá de Alta Demanda 

2 Comments

  1. Rocío at

    Casi lloro al leer este post, peródn si te hago recordarlo cuando no es necesario, pero no pude aguantarme las ganas de comentar. Te comprendo perfecto, bueno, tal vez no al 100 porque gracias a Dios yo aún tengo a mi papá conmigo, pero soy tan apegada a él como siento que tu lo eras con el tuyo y al igual que el pequeño Héctor mi bb lleva el nombre de su abuelo Pedro. Solo quiero mandarte un abrazo de empatía 😉