Tiene una semana quejándose. Chupa sus deditos, tiene la lengua chueca, babitas por toda la cara… busca de todas las formas hacer algo que le aminore la picazón de su encía.

Lo bueno de todo es que no pierde su buen humor y nos muestra caritas chistosas a pesar de lo difícil que es la dentición infantil.

No quiere saber nada de las mordederas ni trapitos fríos, el con sus deditos y su lengua tiene para rascarse en lo que hace erupción su primer molar.
¿Consejos para estos casos?
  • Limpiar la carita del bebé para evitar salpullido.
  • Poner un pañito húmedo cerca de su cara cuando duerme para evitar mojar la sábana.
  • Darle algo frío de morder.
  • Frotar su encía con el dedo limpio.
  • Darle gotitas de Paracetamol si está irritable y si el médico lo aconseja. También recomiendo el Nenedent que es un gel para las encías.

Foto Vía

¡Síguenos en Facebook! Dá click aquí —> Mamá de Alta Demanda