Loading
aburrida-niña

Aburridos y sin poder salir, ¿Qué hacer con los descansos extendidos?

Comentaba en Twitter la semana pasada que tendríamos un fin de semana muy largo con los niños en casa, ya que cada mes en México se aplica el Consejo Técnico, que es cuando cada último viernes de mes los maestros acuden a capacitación para mejoraras de la educación en el aula.

Luego seguiría el sábado y domingo de descanso normal; después, el lunes que se celebra el Día de la Constitución de México, hecho que nos aporta cuatro días completos con los peques en casa.

Conozco  unas mamás que cuando esto ocurre se jactan muy orgullosas de la felicidad que esto les causa, puesto que van a disfrutar de los niños 24 horas por cuatro días. Conozco también a otras que al ver semejante puente caen al punto del desmayo. ¿Por qué digo esto? Porque normalmente estas son las mamás que trabajan fuera (y dentro) de casa y se les dificulta mucho dejar a los hijos en otras manos, aunque sean de confianza como las abuelas, alguna tía, la niñera o la vecina; el punto es que en estos días de asueto hay que pedir el favor a otra persona para que cuide a nuestros más preciados tesoros, ¿o qué? ¿Le decimos al jefe que no vamos a ir a trabajar porque hay niños en casa y no hay quien los cuide?

Hace un par de años estuve en esa situación durante unos meses, hacía el turno de la mañana en un negocio familiar, mientras que el de la tarde lo hacía mi suegra. Pues era muy pesado para mí tener que llevar a los niños a la oficina cuando no tenían clases o se les presentaba un puente… ni qué decir cuando tenía que apoyar a mi suegra y quedarme en el turno de la tarde, es decir, todo el día.

En una ocasion, con los niños allí, fue bastante pesado e innecesario. Gracias a Dios eso ya no ocurre y dispongo de mi tiempo y el de mis hijos de otra manera.

Este post no es de soluciones, más bien de que te sientas identificada. Somos muchas mamás las que aprovechamos el horario escolar para hacer infinidad de cosas: trabajar, ir al banco, pagar las cuentas, hacer la comida, ordenar los closets, tener la casa linda… ¿o qué pensaban?, ¿que las cosas se hacían solas? Con los niños en casa no es que no se pueda, sino que es muy complicado organizarse cuando tienes pequeños que quieren jugar, hacer la tarea y pasar el día más relajado, porque ellos no contemplan que eres una mamá con todas las obligaciones que el título otorga.

¡Ponerlos en alguna actividad!

Pero bueno, si de pasar un mejor día se trata, puedes integrar a los niños en actividades diversas como pedirle al mayor que te ayude a cocinar, o pedirle a la menor que seleccione los zapatos que ya no le gustan para poder donarlos.

Si no quieren hacer nada que tenga que ver con “trabajo”, puedes sacar hojas blancas, plumones o crayolas y que exploren su vena artística. Una vez que que hayan terminado, qué tal disfrutar de la programación de Disney Junior, ¡a mí me funciona muy bien!

Si los días del calendario vienen así, entonces en vez de preocuparnos por algo que no tiene solución, tratemos de sacarlo adelante y busquemos la diversión en ello. Los niños crecen y cada vez más rápido; un día ya no querrán usar las crayolas y querrán pasar el asueto con los amigos, ¡goza con ellos ahora mismo!

Foto vía

Post escrito por Any Fuchok y publicado originalmente en Disney Babble Latinoamérica.

¡Sí­guenos en Facebook! Da click aquí Mamá de Alta Demanda.

Leave a Reply