Nuestros hijos son el tesoro más preciado, jugar con ellos es el recuerdo que ellos se llevan a la vida adulta con más cariño. Te compartimos algunos tips para que todos se diviertan.

Cuando tenemos niños en casa las risas se vuelven algo fundamental de nuestro día a día. Las escuchamos al despertar, al despedirse para ir al colegio, al regresar felices a casa, al jugar entre hermanitos y así podemos enumerar las veces que ese sonido majestuoso llega a nuestros oídos.

Solo cuando nuestros peques están enfermos es que vemos sus caritas largas y sin ánimos de hacer algo, es entonces donde como mamás nos podemos poner las pilas y ofrecerles un ideas simpáticas para jugar para que nuestra sonrisa favorita vuelva a brillar como acostumbra.

Checa las siguientes ideas:

Tarde de chistes

Simulen tener un micrófono, cada miembro de la familia tiene que decir un chiste que los haga reír a todos, el que más aplausos reciba será el ganador.

Juegos de mesa

Desempolva el Turista Mundial, el UNO, el Scrabble, las Damas Chinas, el Operando, la Lotería o Bingo, los Palillos Chinos, o cualquiera de los juegos que tienen para tardes lluviosas. ¡La pasarán de maravilla!

Imitando personajes del cine o televisión

Cada uno eligirá un personaje que tendrá que imitar, ya sea de su película favorita tipo Star Wars o caricaturas como Dora la Exploradora. Tarde de risas garantizada.

Casa de campaña

Busca las sábanas que no usas y alista las sillas del comedor, un tapete, un par de lámparas y muchos cuentos de terror para leer dentro de la casita improvisada bajo la mesa.

¿Me parezco a mi mamá/papá?

Deja que tus niños usen la ropa que acostumbras y premia a quien mejor halla logrado el look de sus padres, incluye formas de hablar y expresarse. Lo ideal es divertirse y premiar a todos los peques.

¡A bailar!

Prepara los hits del momento y monten una fiesta disco en casa, aquí no hay premio, lo mejor es ver como todos bailan sin parar.

Escondidas

Como a veces la casa no tiene el espacio suficiente para que todos los integrantes de la familia se escondan, porque mejor no escondemos a la muñeca Barbie, el integrante que la encuentre tendrá el derecho de cantar como soprano el menú de la comida que a la vez se vuelve otro momento divertido.

Jugando con el equilibrio

Busca libros, monedas, cojines… y trata de que los peques lo equilibren con la cabeza, los pies, el dorso de la mano, haciendo la figura del cuatro, etc. Lograrán muchas risas en el intento.

¿Que actividades usas para divertirte con tus niños? ¡Déjanos un comentario!

Este post fue realizado en colaboración para la web Lazos Madres, a sus directoras @kathy_figuera @bekkitta les agradezco la invitación.

Foto vía

¡Síguenos en Facebook! Da click aquí —> Mamá de Alta Demanda ♥