Ayer tuve un día muy pesado de trabajo, pero afortunadamente pude terminar antes de la hora que acostumbro a cerrar la computadora y darle fin al horario laboral. Mi pequeña princesa estaba cerca, como medí mis tiempos le dije “hijita, ya casi acabo y voy a subir a jugar contigo”, me sorprendió la felicidad de sus ojitos al decir esa frase.

Me respondió “¿en serio mami? entonces te voy a esperar arriba para que termines mas rápido y juguemos con la plastilina a hacer pizza”. 

Acto seguido, subió y me dejó sola y en silencio, la verdad me sentí mal porque a veces me concentro tanto en el trabajo que no me doy cuenta de cosas tan sencillas, como que ella está cerca mío cuando trabajo porque desea justo eso: estar cerca de mamá tras su horario escolar.

Me apuré, la encontré esperándome y juntas nos dimos un baño y nos pusimos a jugar con la masa. Ella cantaba con mucha alegría mientras yo le pedía una pizza de bananas y luego se nos juntó su hermano mayor, quién era el que las metía en el horno. 

Juntos pasamos un rato de felicidad que no tenía contemplada, pero que para ellos fue la diferencia entre una tarde monótona a un rato de juego feliz con mamá. Tenemos que estar más atentas, para poder darles ratitos de felicidad a nuestros peques. Hoy te comparto siete ideas para que tu niña interior se divierta con tus niños de casa.

Hora del baño

No importa si tienes ducha con regadera o tina, lo importante es meter juguetes y jugar con la espuma. En los supermercados venden crayones para poder rayar la pared con agua y son lavables.

Aire libre en casa

Ya sea en el patio, el jardín o el estacionamiento cuando esté vacío. Mis hijos son fanáticos de usar gises y rayar el piso para jugar “el avión” y “guerra de países”. ¡Te transportarás a la escuela primaria!

Parque vecino

Saca la bici, los patines, el triciclo o la carriola. Un poco de sol de la tarde y aire fresco les hará bien a todos y resulta muy revitalizante.

Paseando al perro

Perry, nuestro Boston Terrier, si pudiera él solo se pondría la correa y saldría a caminar. Si tienes de mascota un perrito sabes lo que lo disfrutan, así que salir a dar un pequeño paseo con tus niños y su mascota los hará más responsables a la vez que se divierten.

Cantar en el coche

Tengo una acuerdo muy lindo con mi hija de llevar la canción “Libre soy” de Frozen a todo volumen. Ella y yo cantando a todo pulmón sin importarnos la gente junto al semáforo.

Muñecas con tu niña

El otro día nos pusimos a ordenar la ropa de sus muñecas, acabamos jugando y divirtiéndonos en lo que era una labor de limpieza. Como mamás de niñas llevamos en común el gusto por la ropa y zapatos, en lo que acomodas el juego se va dando.

Carritos con tu niño

Y ordenando también acabamos construyendo una pequeña ciudad, en donde los diversos personajes se dieron cita para formar su ‘Padawanland’. Personajes de Disney, personajes de Star Wars y algunas Princesas de su hermana fueron parte de su pueblito de juguetes.

Jugar con tus hijos puede ser tan complicado como tú lo pienses, pero piensa que cada minuto de juego con ellos les estarás dejando bellos recuerdos de su infancia a la vez que reafirmas su confianza positivamente

 

Foto vía

Post escrito por Any Fuchok y publicado originalmente en Disney Babble Latinoamérica.

¡Sí­guenos en Facebook! Da click aquí Mamá de Alta Demanda.