Padre Celestial, nos has dado un modelo de vida en la Sagrada Familia de Nazaret.

Ayúdanos, Padre amado, a hacer de nuestra familia otro Nazaret donde reinen el amor, la paz y la alegría.

Que sea profundamente contemplativa, intensamente eucarística y vibrante con alegría.

Ayúdanos a permanecer unidos por la oración en familia en los momentos de gozo y de dolor.

Has que nos amemos más y más unos a otros cada día como Dios nos ama a cada uno de nosotros.

Que nos perdonemos mutuamente nuestras faltas, como tú perdonas nuestros pecados.

Amén.

Padre Nuestro…

Original de la Madre Teresa de Calcuta.

Foto Vía