Mi hijo crece y para su cumpleaños número siete quiere una fiesta diferente. Atrás quedaron las celebraciones donde el Rayo McQueen era el rey y compartía escenario con Matte o Luigi. Para esta ocasión me ha pedido una albercada donde solo invite a los niños varones de su salón de clases. 

Primero me sorprendió el requerimiento, porque si bien hemos asistido a fiestas de alberca, normalmente han sido mixtas donde ha convivido con todos sus compañeros, pero también está en la etapa que las niñas de su salón han celebrado sus cumpleaños en fiestas tipo “salón de belleza” o “fiesta hawaiana” entre otras sutilezas haciendo a un lado a los varones con invitaciones muy específicas que dicen “Solo Niñas”.

Fiestas temáticas

Una ocasión una amiga muy querida nos invitó a una de esas fiestas de nenas, como no tuve con quien dejar a mi hijo y mi hija también estuvo invitada tuve que hacer de tripas corazón y lo llevé. La festejada en realidad es amiga de él y pude observar que ella disfrutó mucho con sus amiguitas, el que parecía pez fuera del agua era mi hijo, aún así estuvo con algunas chiquitas de su salón mientras comía pastel o partía la piñata, pero llegó el momento del cual yo huía, se me acercó y me dijo “mami, ¿por qué no hay niños? ¿es una fiesta solo para niñas?”.

Le contesté que sí pero que lo había tenido que llevar porque no tenía con quien dejarlo y su hermanita también estaba invitada a esa fiesta, lo vi razonar mis palabras y me dijo que cuando hubiera otra fiesta de ese tipo prefería irse con su papá… así quedó ese tema y así le hemos hecho en otras ocasiones para respetar su decisión lógica.

Ahora a nosotros nos toca dejar a las niñas a un lado, porque el niño de mi casa quiere hacer una fiesta solo para niños, y no exactamente una fiesta si no una albercada, en donde sus amigos acudan acompañados “solo con sus mamás porque ellas los llevan y los vigilan, no hermanitas, no papás” aclara el que hasta hace unos años era mi bebé, y mientras pienso lo complicado que será decirle a las otras mamás que la invitación es solo para el niño y para ella, así que espero que la idea de mi cumpleañero funcione.

Ya contamos los días, hacemos la lista de niños y mamás, decidimos que para el menú serviremos pizzas, las cuales serán las encargadas de llenar de energía a los delfines nadadores que disfrutarán del chapuzón. Palomitas, jugos, refrescos fríos y pastel, una bomba de azúcar para este caluroso verano que promete darnos una fiesta muy divertida al recién inaugurado Club de Tobi de mi hijo mayor.

¿Qué ideas crees que resulten para la albercada? ¿Me ayudas?

Foto vía

Post escrito por Any Fuchok y publicado originalmente en Disney Babble Latinoamérica.

¡Sí­guenos en Facebook! Da click aquí Mamá de Alta Demanda.