Diciembre sigue avanzando, y con él la ansiedad de los festejos que se llevan a cabo en este mes que se viste de rojo, verde, frío y Navidad. En el caso de nuestras amigas del sur, se trata de un cálido verano, donde disfrutan del agua tibia y sus playas ¡uff! Pero todo esto con un delicioso olor a fiesta de la que no podemos cerrar los ojos.

Diciembre es el mes de la fiesta por excelencia, está hecho para que niños, adultos, ricos, pobres, mujer, hombres y todas las personas sin importar raza o sexo, se unan en esta fiesta mundial, en las que los mejores sentimientos del ser humano afloran para desearnos paz y amor en todos los rincones del planeta.

México es un país de gente alegre, que hace bromas hasta de sus problemas más grandes, listos para festejar en el momento que se le indique, como dicen por allí “tu di rana y yo salto”, así estamos con un pie dentro del cumpleaños, posada, evento o rezo, la idea es compartir unidos.

Nació en las redes sociales

El origen del maratón Guadalupe Reyes no tiene fecha de creación, desde hace unos años se menciona en las redes sociales debido al ingenio del mexicano. Quienes saben que la temporada fuerte de celebraciones empieza en nuestro país el día 12 de diciembre, fecha en la que se celebra la aparición de la Virgen de Guadalupe en el cerro del Tepeyac hace 483 años, de ahí proviene la primera parte del nombre del maratón: “Guadalupe”.

Es así que llegamos al día 16 de diciembre, fecha donde arrancan las posadas, en donde una familia o grupo de amigos se reúne en una casa para pedir posada. Recordando como José y María en su camino hacia Belén fueron buscando un lugar para que naciera el bebé Jesús, que es el punto focal de las posadas mexicanas, recibir en casa a la sagrada familia. Más tarde se come pastel, frutas de la temporada, se toma ponche y se parte una piñata con forma de estrella. Un festejo muy mexicano.

Tras nueve días de posadas nos reunimos para celebrar el 24 de diciembre, la Nochebuena con el nacimiento del niño Jesús, donde cenamos en familia y abrimos algunos regalos al pie del árbol o junto a un nacimiento o Belén montado para deleite de los pequeños de la casa. Al día siguiente la mañana del 25, nos reunimos para desayunar y seguir celebrando en armonía.

El 28 de diciembre es el día de los Santos Inocentes, se conmemora a todos los niños menores de dos años muertos en Belén, ordenado por Herodes en la búsqueda del recién nacido Jesús de Nazaret. En esta época se acostumbra a hacer broma o inocentadas, se recomienda no prestar dinero porque no se devuelve, ni hacer caso a las noticias que se vean en los medios de comunicación porque al final llevarán la popular frase “Inocente palomita te dejaste engañar”.

Tres días después llega el 31 de diciembre, en donde la cena de pavo es el principal protagonista, el abrazo a las 12 de la noche, con las tradicionales uvas, hacen que nos fundamos en el cálido abrazo deseándonos lo mejor para el año que se aproxima. ¿Llevas por nombre Manuel? ¡El día 1 de enero es tu santo! Un día más donde seguir la pachanga, porque los días del maratón van acabando ya.

El 6 de enero, tras una larga jornada de fiestas, llega por fin el Día de Reyes con Melchor, Gaspar y Baltazar, quienes colman de regalos a los niños bien portados y a los adultos que cumplieron todos sus propósitos el año pasado. De este día surge el segundo nombre del maratón, que llega a su fin “Reyes”.

Días y días de celebraciones, fiestas, confeti, comida pero sobre todo el momento ideal para reunirse con la familia y amigos ha llegado. ¿Tu como celebras el maratón Guadalupe Reyes?

Foto: Flickr/Anissa Wood

Post escrito por Any Fuchok y publicado originalmente en Disney Babble Latinoamérica.

¡Sí­guenos en Facebook! Da click aquí Mamá de Alta Demanda.