Loading
abuela-nieta-libro

#YoConfieso: La abuela que quiero ser

A unos días de festejar a los viejitos de la casa, agradezco por la vida y salud de mis abuelas, de recordar el cariño de mis abuelos que ya partieron y de añorar el cariño de mi padre hacia sus nietos, cada uno con su carácter su historia y su forma de ser tan especial. Mi imaginación vuela y me pregunto cómo seré yo de abuela, ¿seguiré con mi estilo estricto con el que educo a mis hijos o dejaré correr y ensuciarse de lodo en la ropa a mis futuros nietos?

En una plática de mamás con mi hermana recuerdo una queja suya hacia mi madre, sobre que consentía mucho a su hija y que le restaba autoridad a la hora de regañarla. Mi mamá por su lado exponía que mi hermana regañaba muy feo a su hija y que ella se metía porque no le gustaba la forma.

Yo me pregunto si mi mamá no se acordaba de cómo nos regañaba cuando mi hermana y yo éramos pequeñas, ¡le teníamos pavor a los gritos, regaños y métodos que ella usaba! Ahora mi mamá nos dice que nosotros tenemos todas las lecturas educativas para mamás y que ella educó con instinto y como aprendió de su mamá, ¡y en eso le doy toda la razón!

Con todo lo que ahora sé sobre crianza con apego, el colecho, la lactancia materna exclusiva, prolongada y en tándem, y demás corrientes educativas, me lleno de mucho conocimiento que intento todos los días transmitir a mis hijos.

Siempre estoy tratando de hacer de mi niño un hombre amoroso, sensible y empático, a formar a mi hija como una futura mujer fuerte, amante de la naturaleza y de la familia. También busco junto a ellos crecer e inspirarlos para ser más conscientes de nuestro planeta, de la ecología, de la unión familiar, de la fe, de la alimentación sana.

Podría seguir y seguir con esa lista que todas las mamás tenemos guardada en nuestros corazones de las enseñanzas que queremos para nuestros chicos.

Llegará un momento en que estas semillas que plantamos a diario den sus frutos, y es allí que nuestro papel de abuelas nos cambiará el panorama.

Quiero ser una abuela dinámica, divertida, llevar a mis nietos a Disney World, tener energía para ir con ellos al cine, prepararles su comida favorita, cuidarlos en ocasiones que sus papás necesiten una escapada romántica, verlos crecer y ser felices en su vida adulta.

Porque como dice mi mamá con respecto a mis hijos: “yo los voy a consentir porque soy su abuela, a mis hijos ya los crie”, y no me queda otra más que asentir, porque voy que pinto para lo mismo y de esta forma disfrutaré de los pequeñitos que el futuro tiene reservado para mí en un lugar enorme en mi corazón.

 

Foto Via

Post escrito por Any Fuchok y publicado originalmente en Disney Babble Latinoamérica.

¡Sí­guenos en Facebook! Da click aquí Mamá de Alta Demanda.

Deja una respuesta