Loading
mamá-bebé-lactancia

¿Sabes cómo almacenar la leche materna?

La etapa de la lactancia materna fue una de las más emocionales de mi vida, el poder alimentar en exclusiva a mi primer bebé, continuar amamantándolo durante mi segundo embarazo, luego en tándem y al final despedirme con lactancia materna prolongada de mi segundo hijo es y será siempre un orgullo como seguidora de la crianza con apego.

La Leche Materna salva 1.5 millones de vidas a nivel mundial.

Afortunadamente tuve el espacio, el tiempo y el apoyo de mi esposo para lograrlo. También sé que muchas mamás tienen que regresar pronto a su trabajo fuera de casa y se ven en la necesidad de separarse de sus bebés. Pero como saben de la importancia de la lactancia materna en sus hijos optan por extraerse la leche y almacenarla para su posterior consumo.

Yo intenté hacerlo y me costó trabajo, pero siguiendo los consejos de madres lactantes expertas en el tema, el objetivo se pudo lograr. Para todas aquellas madres que aún no saben cómo hacerlo, les comparto cinco pasos que hay que realizar para que se lleve a cabo de la mejor manera y sin sufrir en el intento.

  1. Lava tus manos y material a  utilizar.
  2. Esterilizar el recipiente donde guardarás la leche.
  3. Extraer la leche materna con un “tirador de leche” o de forma manual apretando suavemente tus pechos.
  4. Depositarla con mucho cuidado de no derramar el recipiente que se va a almacenar, de preferencia que sea de vidrio.
  5. La leche extraída se puede mantener refrigerada entre 0 y 4ºC por 48 horas y congelada por 2 semanas. No olvides verificar la temperatura de tu refrigerador para que sea almacenada correctamente.

 

Es muy importante que recuerdes que la leche materna nunca debe descongelarse a temperatura ambiente y que para calentar la leche que se encuentra previamente refrigerada, puedes hacerlo a baño María, pero no a fuego directo. Al principio pueden ser muchas las indicaciones, pero todas ellas se volverán una amorosa rutina por el amor y la salud de tu bebé.

Opciones para descongelar la leche

  • Descongelar la leche colocándola en el refrigerador 24 horas antes
  • Bajo chorro de agua fría
  • Colocar el recipiente que tenga la leche, adentro de otro recipiente con agua tibia y posteriormente agregar un poco más de agua caliente al recipiente (estilo baño María), a forma que el cambio de temperatura sea paulatino.

 

Esta y más información sobre la lactancia  materna y sus beneficios la puedes encontrar en la web de Unidos por Niños Saludables, que es un movimiento que busca unir a padres de familia, conocimiento científico y creatividad para formar a niños más saludables y por ende con una mejor calidad de vida. ¡Ven y únete!

Foto Cortesía Disney Babble Latinoamérica.

Post escrito por Any Fuchok y publicado originalmente en Disney Babble Latinoamérica.

¡Sí­guenos en Facebook! Da click aquí Mamá de Alta Demanda.

Deja una respuesta