Ser Madre, de Isabel Allende

ser-madre-isabel-allende

Uno de los textos más bonitos que describe la maternidad y sus caminos, fue hecho por la escritora chilena Isabel Allende, de quien Wikipedia indica que “es miembro de la Academia Estadounidense de las Artes y las Letras desde 2004, que obtuvo el Premio Nacional de Literatura de su país en 2010, y que es autora de superventas, la tirada total de sus libros alcanza 65 millones de ejemplares y sus obras han sido traducidas a 35 idiomas. Es considerada la escritora viva de lengua española más leída del mundo.”

Es mamá de Paula (1963) y Nicolás (1967), ambos nacidos en Chile, quiénes le dieron la inspiración para que ella creara este texto que ha sido referencia para muchas madres de habla hispana sobre el amor de una madre, ese sentimiento eterno y complicado que se refleja en estas letras que hoy te comparto.

Por culpa del azar o de un desliz, cualquier mujer puede convertirse en Madre.

La naturaleza la ha dotado a mansalva del instinto maternal con la finalidad de preservar la especie. Si no fuera por eso, lo que ella haría al ver a esa criatura minúscula y llorona sería arrojarla.

Pero gracias al ‘instinto maternal’ la miraembobada, la encuentra preciosa y se dispone a cuidarla gratis hasta que cumpla por lo menos 21 años. Después se preocupará por ella toda la vida.

Ser Madre es considerar que es mucho mas noble sonar narices y lavar pañales, que terminar los estudios, triunfar en una carrera o mantenerse delgada.

Es ejercer la vocación sin descanso, siempre con la cantaleta de que se laven los dientes, se acuesten temprano, saquen buenas notas, no fumen, y que tomen leche.

Es preocuparse de las vacunas, la limpieza de las orejas, los estudios, las palabrotas, los novios y las novias, sin ofenderse cuando la mandan a callar o le tiran la puerta en las narices, porque no están en nada…

Es quedarse desvelada esperando que vuelva la hija de la fiesta y, cuando llega, hacerse la dormida para no fastidiar, aunque no siempre es facil y alguna vez te pillan despierta.

Es temblar cuando el hijo aprende a manejar, anda en moto, se afeita, se enamora, presenta exámenes o le sacan las amígdalas.

Es llorar cuando ve a los hijos contentos y apretar los dientes y sonreír cuando los ve sufriendo.

Es servir de niñera, maestra, chofer, cocinera, lavandera, médico, policía, confesor y mecánico, sin cobrar sueldo alguno.

Es entregar su amor y su tiempo sin esperar que se lo agradezcan. Es decir, que ‘son cosas de la edad’ cuando la mandan a volar.

Madre es alguien que nos quiere y nos cuida todos los días de su vida.

El peor defecto que tienen las madres es que se mueren antes de que uno alcance a retribuirles parte de lo que han hecho y decirles lo mucho que la quieren. Lo dejan a uno desvalido, culpable e irremisiblemente huérfano.

Por suerte hay una sola. Porque nadie aguantaría el dolor de perderla dos veces.

¿Qué te parece?

¡Síguenos en Facebook! Dá click aquí —> Mamá de Alta Demanda 

Foto: vía

Any Fuchok

Any Fuchok es el rostro de Mamá de Alta Demanda. Comunicóloga de profesión y fotógrafa de celular, desde 2008 escribe su blog personal con temas de maternidad, crianza y tendencias para las mamás modernas. Actualmente colabora en Disney Babble, Tabasco Hoy y otros medios editoriales. Es fan del café, los viajes y no le gusta cocinar.

Artículos Relacionados
kinder-escuela-alumnos
X