Loading
pediatra

¿Existe el pediatra perfecto?

Creo que más de una se verá reflejada en este relato de mi andar en la búsqueda del mejor doctor para mis niños. Les platicaré un poco de los médicos con sus nombres de pila y en orden cronológico.

Dr. Carlos
Como un mes antes de que naciera mi hijo mayor le pregunté al ginecólogo si era necesario ver al pediatra para que me hiciera recomendaciones, el doc se rió de mí inexperiencia, y me dijo que no, que cuando el niño naciera entonces allí ya él revisaría al chiquito, mientras nada. Ok, pues no dije más pero mi idea era conocerlo antes.

Días más tarde cuando me encontraba en trabajo de parto y no podía controlar los gritos de dolor salí regañada por este pediatra de nombre Carlos, que me dijo de forma no muy amable que “tenía que respirar más y gritar menos para que saliera el niño, si no lo que hacía era devolverlo“, son esas cosas locas en momentos claves que jamás se olvidan, y bueno, primípara así que ni decir nada. Al rato mi hijo nació, se lo llevó, lo revisó y salió con un Apgar de 7, ¡casi lo ahorco!

¿Mencioné que el pediatra era un señor como de 65 años medio sordo? Lo de sordo es cierto, el gine nos lo confirmó días después, solo regresamos con él a la revisión semanal y a la del primer mes. Como no nos gustaban los tratos rudos y poco cariñosos con mi bebé aparte de que nos gritaba por su sordera decidimos decirle adiós.

Dr. Gerardo
Vas creciendo y vas aprediendo. Una prima de mi esposo me recomendó su pediatra, su nombre Dr. Gerardo. Y allá nos fuimos a la revisión del segundo mes. De inicio me encantó su consultorio: cómoda sala de espera, area de juegos para niños con juguetes preciosos, su propia sala de tv (del doc), tecnología en su área de consulta, área de revisión, en fin, lo que pueda describir es poco con lo que de verdad ví en ese momento, sentí que el doctor de verdad estaba interesado en mostrar un gran área de atención pediátrica donde padres e hijos estuviera a gusto. Sentí que estaba con el mejor pediatra de mi ciudad ¡y hasta ese momento ni nos había atendido!

En fin, que la primera revisión fue buena y así fuimos con él todos los meses, hasta que una noche el peque se puso mal, y que tal que el Doc no daba su número de celular para urgencias, el trámite era hablar al hospital y del hospital lo llamaban a él ¡y él se comunicaba con nosotros! ¿que, que qué? eso molestó mucho a mi esposo, luego entre congresos y demás en otras ocasiones que se puso mal por las noches nos atendía un médico de urgencias, sentí que la calidad que nos daba en sus consultas normales no valía la pena que entraramos en angustia con nuestro bebé enfermo a la media noche. Y yo aún quería que lo siguiera atendiendo, grandes pleitos. La última vez que lo ví fue cuando le mandó 10 (sí DIEZ) inyecciones para curar una infección de garganta al niño a los 2 años ya que mi hijo no se tomaba el jarabe de ninguna forma… gran médico pero ni más.

En el inter, en esas ocasiones que Gerardo no estaba disponible por estar de viaje o en congreso tuve que acudir a otros médicos para atender a mi niño, el Dr. Nerudim, el Dr. Rodrigo y la Dra. Caste, con los que no hubo click, ese click que sienten las mamás con el especialista que tiene en las manos la salud de sus más preciados tesoros.

Dr. Raúl
El recibió a mi hija. Debido a mi experiencia anterior con el médico que recibió a mi hijo, esta vez deseaba que fuera especial. Le pedí al gine que me recomendara un pediatra que se apegara lo más posible a lo que yo quería: que cuando naciera me la pusiera en el pecho y la revisara allí, poder lactarla tras nacer, hacerme el paso más relajado, en fin, que todo lo cumplió el Dr. Raúl. Muy cálido y agradable. Llevé a la nena a su primera revisión a los días y sentí desorganización en su consultorio y tuve que esperar las horas para poder pasar a una cita “programada”. Debut y despedida, pero… “gracias doc, está en mis recuerdos por tan lindo trato con mi nena al nacer!”

Dr. Elías
Un día por recomendación de mi cuñada y hablando de historias de pediatras me dijo que Elías estaba atendiendo a su beba, ya había escuchado de este médico por boca de la prima de mi esposo, a quien el mismo médico le atendía sus nenas y tenía al parecer de ellas muy buenas referencias, eso me dió confianza.
Es así que él ha estado revisando a mi peque casi desde que nació y nos ha ido muy bien. Sus credenciales son excelentes y que más seguridad puede darme en torno a eso. Lo tengo disponible con mensajes a celular y la ves que la peque no estaba respirando me apoyó por teléfono mientras yo casi estaba en shock. También la hace sus revisiones periódicas a mi hijo grande y es nuestro pediatra de cabecera, estamos muy feliz con su calidad y calidez.

Dra. Elina
Hace seis meses mi hijo se puso mal de la garganta y tuvo una subida de fiebre mientras estábamos en un desayuno de un Baby Shower. Yo sola, con la peque de dos meses, la tuve que dejar en ese momento con mis mejores amigas que allí se encontraban para lanzarme al hospital que estaba muy cerca de allí. En el elevador mi hijo venía ya muy rojo y allí nos encontramos una mujer, muy cálida y muy sencilla, le empezó a hacer plática y lo examinó, yo no sabía quien era. Cuando llegué a la recepción y pregunté por el Dr. Elías “no estaba, la que sí estaba era la Dra. Elina”, quien era justo la mujer que venía con nosotros en el elevador y apunto de pasar con ella a su consultorio estaba cuando pregunté si se podía pagar con tarjeta de crédito y me dijeron que no. Me angustié porque el niño venía muy mal, cuando la sonrisa de Elina brilló y me dijo en su característico acento venezolano “pásale, ya vemos luego como le hacemos”, ¡la verdad se me abrió el mundo de lo linda que fue! ya adentró lo revisó y fue en extremo cariñosa, le dí las gracias muchas veces y luego volé por mi hija y luego al cajero más cercano, para más tarde regresar con los dos y pagarle, ¡de verdad que son de esas cosas que jamás se olvidan!
Elías y Elina trabajan en un Grupo Pediátrico donde se conjuntan varios médicos pediatras con diferentes especialidades. Los dos tienen mi confianza.

¡Soy una mamá que sabe que la salud de mis niños está en buenas manos!

Foto vía

¡Síguenos en Facebook! Dá click aquí —> Mamá de Alta Demanda 

6 comments

  1. Yo tuve suerte con la pediatra de Bruno, me atendió cuando yo estaba de 38 semanas (porque quise conocerla de antemano), me atendió muy bien, me dió algunas “instrucciones” a tener en cuenta, como acostar al bebé, por ejemplo, etc.
    Desde el primer momento me dió su celular y siempre me atiende cuando la llamo y muy amablemente.
    Eso si, tuve esperas de hasta 1 hora en en consultorio de la clinica, por eso decidi atenderme en su consultorio particular y ahi se acabaron los problemas.

    De todas formas es dificil encontrar el/la pediatra ideal!!!!, a mi me la recomendó una mami muy exigente y eso me gustó, por eso no dudé y fuí con esa pediatra.

    Besos!!!

  2. Hola ANNY!!!
    Ratisimooo sin pasar por aqui.
    Pues con el paso del tiempo yo he dicho lomismo, ahora tengo una muy buena que lástima que este tan lejos.
    Si… la nueva pareja del papá de mi hija. jajajajja!!! IRONIAS de la vida.

    La atiende bien, hizo ciertas recomenadaciones al papá de la nena que después me dijo a mí y ya, tengo pediatra -GRATIS- espero siempre sea tan amable como ahora.

    saludos.
    indira palma.

  3. pues yo la verdad que no me puse a buscar pediatra nunca Any, mi hijo cuenta con el seguro social gracias a su papi y con eso cuento para las emergencias, pero para las consultas me voy con un doctor que es Médico Cirujano, que nos trata genial, que nos ha sacado de TODAS tanto a mi hijo como a mi y a mi esposo, bueno incluso a mi mamá!! y lo más genial es que respeta mi modo de crianza incluyendo la lactancia que la verdad es raro ver yo estoy feliz con él y hasta ahora me ha parecido perfecto 😀 ahh y si tengo su celular y me da cita por esa via si asi lo requiero o también me da mini consulta , amo a mi Doctor Jaime 😀

  4. ahhh bueno como en telenovela esperara el desenlace jajajaja

    tienes razon yo tuve la fortuna de que la gine que me estaba tratando me diera los consejos mas propios para elegir un pediatra y no llevar a mi hija con el que toda la familia paterna habia ido

    ella me dijo que tenia que estar cerca de casa por cualquier emergencia y tenerlo disponible las 24 horas los 7 dias de la semana… que me diera una vuelta por mi casa y asi lo hice hasta probar al Dr Romero que cumplio con todo lo que yo queria y hasta la fecha para todo corremos con el…

  5. Vaya que es complicado elegir al pediatra, porque primero uno debe sentir confianza, pero también el pequeño tesoro que llevamos debe sentirse bien… yo iba con la Dra. Angélica, que para mí es excelente, pero pasa igual con las urgencias, no da celular =( así que estoy en el proceso de buscar otro de confianza. Saludos!

Deja una respuesta