En esta etapa ya los incluímos en la dieta familiar, podemos comenzar a darle huevito revuelto bien cocido y cítricos; no a los platillos muy condimentados, irritantes o grasosos, cuidar por supuesto el tamaño de los bocados o porciones.

Con más actividad en la vida de nuestras personitas favoritas también les dará más hambre, así que también se sugieren dos colaciones intermedias entre las comidas, allí aplica la fruta picada o rayadita. Lo que mi bebé come en su primer año de vida:

Frutas
Plátano, Manzana, Pera, Papaya, Melón, Ciruela pasa

Verduras
Papa, Zanahoria, Calabacita, Chayote, Ejote

Harinas
Galletas varias, Pan de caja, Pan dulce

Cereales
Arroz, Maíz (tortillas)

Legumbres
Frijol, Lentejas

Carnes
Pollo, Res, Jamón de pavo

Líquidos
Agua (le encanta), Jugos Gerber rebajados al 50%, Lechita de mamá (a mucho orgullo)

+Cosas que no le gustan+
Fórmula (la odia), el Danonino (Petit Suis), ningún tipo de leche (a veces lo engaño con la leche Lala o la de soya de Silk Soymilk), la gelatina, el mango.

+Cosas que no debería darle… pero le encantan+
Los Sabritones, el chocolate, el helado de Dairy Queen, las palomitas acarameladas del cine.

Se ha vuelto un poco remilgoso con la comida. Ha hecho a un lado los Gerbers (porque son comida para bebés y él es un niño grande de un año o_O) y ahora quiere probar todo lo que ve en los platos de sus papis, el otro día se comió parte de mi sandwich de jamón con queso, otro día del huevo revuelto con jamón, otro día de mi bisquet con mermelada de fresa… y así se la ha estado llevando desde hace varios días mi chaparrito.

No me puedo quejar, hasta ahorita le gusta comer casi de todo, pero me da un poco de tristeza ver que ya no quiere los Gerbers… porque es una clara señal de que está dejando de ser mi bebé y se está convirtiendo en un niñito, aún chiquito pero ya no un bebé.

Está mostrando su independencia al querer manejar la cuchara, eso sí, nos deja un cochinero terrible después de la comida y estamos optando por poner periódico en el piso o comprar un plástico de esos que se usan para estos casos, que van debajo de la periquera.

Me siento orgullosa de mí misma. Durante sus primeros seis meses solo le dí Leche Materna y eso lo puso super bien, muy sano, nada gordo, no se me enfermó ni una vez. Ya no digo que me crean a mí, créanle a la Organización Mundial de la Salud, a la Liga de la Leche, que están dedicadas a lograr el bienestar de la madre y el hijo.

Solo hay que usar un poco de sentido común, pero sobre todo no dejarse llevar por gente que tiene viejas costumbres o recetas raras, hay que informarse, tenemos el internet que es una puerta abierta a mil sitios sobre crianza, blogs de mamás modernas en la búsqueda de lo mejor para sus hijos, webs de médicos en línea que dan respuestas a las consultas y sin costo.

Foto Vía

¡Síguenos en Facebook! Dá click aquí —> Mamá de Alta Demanda 

3 Comments

  1. fabiana at

    PRECIOSOOOO!! OJALÁ SIEMPRE SIGA ASÍ….CUANDO PUEDAS TENES UN PREMIO EN MI BLOG, (sin obligacion eh!!) besoooos

  2. Emi at

    Mami, que lindo lo que contas de Hector…es un tema la comida…por suerte mi enano come de todo, no me hago demasiado problema por eso…pero si que coma bien variado, lo que no me animo a darle es tomate y huevo…