¿Recuerdas el primer baño de tu bebé? Aquel momento mágico en tu vida en donde temblabas con la sola idea de dejarlo caer en la tina, de ponerle jabón en su cara o de echarle demasiada agua a ese bebecito que hacía apenas unas horas estaba dentro de tu enorme panza?

Es uno de los recuerdos más vivos que tengo, me pasó con mi hijo mayor, y mis miedos me hicieron ceder ese momento invaluable a mi mamá. Con mi hija el primer baño se lo di yo, no me quedé con las ganas de probar que su primer bañito fuera dado por mi; emocionantes momentos los dos.

Bueno pues esos recuerdos van cediendo espacios a otros, su primer patito de hule, su diversión al disfrutar de las burbujas, las figuras del baño en la pared, aquel barquito que metió en la tina para jugar, la muñeca de cabello rubio que se convirtió en su amiga de baño, muchas anécdotas que mediante su crecimiento siguen vivas en nuestra memoria.

La vez que disfrutó en la regadera en los brazos de papá o aquel resbalón en el piso de la ducha y puede que hasta grabado el momento con la cámara del celular, estarán en nuestro archivo digital por siempre, y que bueno, porque llega un momento en la vida de nuestros niños que bañarse con papá o con mamá comienza a resultar diferente.

¿En que momento parar?

Quizá la pregunta que nos hacemos todas es: ¿cuál es la edad es que los hijos deben dejar de vernos desnudas a las madres?, tampoco creo que exista una edad exacta, si bien podría decir que a los 12 años los niños todavía tienen ingenuidad e inocencia, lo podría hacer pensando en un recuerdo que tengo de un primo que se bañaba con sus papás y sus hermanos y justo tenía esa edad hace más de 20 años, pero claro que los niños de hace dos décadas no eran como los de hoy, entonces si pensamos en la edad debemos pensar que no debemos basarnos en ella si no en su madurez.

Como mamás debemos estar siempre atentas a los comentarios que los niños expresen sobre la sexualidad para poder responderles de manera clara y no confusa.

Si tu niño que cursa la primaria se baña contigo de forma común entonces la naturaleza de verte desnuda en el baño es un hecho normal, al igual sucede si se baña con su papá, está acostumbrado a ver genitales diferentes mientras que los pechos de la madre es una parte del cuerpo como lo pueden ser los glúteos o los brazos, así sin darle más importancia de lo que es.

Cuando notes que tu hijo o hija comienza a cubrirse con su toalla porque a la nena le da pena que papá la vea desnuda, o que tu hijo no quiere que le laves sus partes íntimas entonces es el momento que como mamás debemos comenzar a dar espacio a su pudor e independencia, quizá si no ayudarlos a lavarles como normalmente le hacías al menos vigilar que lo hagan bien en lo que terminan de hacerlo de forma correcta.

Es importante que también hables con tu esposo para que en conjunto trabajen sobre el cambio de dinámica a la hora del baño o a la hora de vestir a los pequeños. Checar si no fue una idea adoptada por algún compañero del colegio y solo darle la importancia que merece.

¿Pero deben mis hijos verme desnuda? Mi respuesta es que sí, mientras son niños pequeños y lo vean como algo normal. Ellos sabrán poner la pausa cuando ya no les resulte cómodo vernos ni que los veamos. La pregunta al cuándo será eso la responderá la madurez de tu hijo, y tú debes estar atenta a su requerimiento en un futuro no muy lejano.

Foto: Flickr/Evil Erin

Post escrito por Any Fuchok y publicado originalmente en Disney Babble Latinoamérica.

¡Sí­guenos en Facebook! Da click aquí Mamá de Alta Demanda.