“¡Mami, quiero un gatito!”, “¡Mami, quiero un perrito!”, “Si tenemos un pez le vamos a poner Nemo”. ¿No se te hacen conocidas estas frases?, muchas de nosotras nos vemos en la difícil tarea de aceptar o negar la compra o adopción de una mascota para los niños en casa. He escuchado muchas veces las frases que les he mencionado antes y todavía me detengo a permitir que haya una mascota de alto mantenimiento en casa.

Ya hemos tenido en nuestra historia familiar tres peces beta: Waca-Waca, Nemo y Gominola. Los tres llegaron a su tiempo de vida (un año) con el cuidado y cariño que le podíamos dar dentro de su pecera y alimentación.

Fue triste verlos morir sin poder hacer nada

La verdad, con el último pez que tuvimos hasta lloré, porque él se pegaba a la pecera cada vez que ponía el dedo, como si se acercara para recibir un cariño.

No me quiero imaginar el sufrimiento común si tuviéramos un gatito o un perrito cuando se muera. Se vuelven tan cariñosos con sus dueños que se integran pronto a la familia, y llegan a ser amados de esa forma. Solo con ver los videos en internet podemos entender el valor del cariño que se crea entre ambos.

Tener una mascota ayuda al crecimiento emocional de los niños, pero no solo es el deseo de tenerla y ya. Antes debemos cerciorarnos si la mascota va a contar con un lugar adecuado en nuestra casa para vivir, hacer sus necesidades, descansar y entretenerse; no creo que la azotea sea un sitio ideal, por eso considero que antes de llevar al nuevo huésped a su nuevo hogar, debemos contar con lo necesario para su mantenimiento.

Recordar que también ellos necesitan vacunas, comida especial, su propia camita y, sobre todo, el cariño de toda la familia, hecho que se te va a retribuir al doble.

Te comparto cinco puntos que pueden ayudarte a decidir si debes tener una mascota en casa.

  1. Tener una mascota enseña al niño el respeto por la vida de otros seres vivos
  2. Provee al niño de un acercamiento real y diario con la naturaleza, hecho que para los niños citadinos es más lejano
  3. Ayuda a que los niños se vuelvan más responsables. Lo ideal es que nosotros como padres le demos ciertas obligaciones para con el animal, como bañarlo, alimentarlo, jugar con él, cepillarlo o pasearlo. Lo que sea de acuerdo con su edad
  4. Las mascotas nos ayudan a que el niño comprenda lecciones de la vida que a veces son difíciles de explicar sin ejemplos, como la procreación, la muerte o las enfermedades
  5. Las mascotas muchas veces se vuelven grandes amigos y compañeros de vida de nuestros hijos, nunca es tarde para darles la oportunidad de hacerlos crecer juntos

¿Cuál consideras que puede ser la mascota ideal para un niño?

Post escrito por Any Fuchok y publicado originalmente en Disney Babble Latinoamérica.

¡Sí­guenos en Facebook! Da click aquí Mamá de Alta Demanda.

Foto Cortesía Disney Babble Latinoamérica.