Cuando hablamos de ex parejas, casi siempre es un sinónimo de caos. Conozco muy pocas relaciones de ex esposos que se lleven bien y convivan como personas maduras que alguna vez formaron familia, en realidad es triste ver separaciones con pleitos y peleas de poder.

Qué tal cuando la situación de vida nos lleva a otros rumbos y nos toca lidiar con personas que no pensamos que tendríamos en nuestra ruta, me refiero a la nueva pareja del ex, esa persona que convive con tus hijos, que juega con ellos y que también formará parte de su crecimiento, ¿es duro no?

Cuando esa persona ajena a nosotros se hace presente, lo primero que pensamos es “¿Pero qué rayos le vio a fulanito? ¡Inocente, pobre amiga!”; un día tus peques te cuentan que salieron de vacaciones con “la señorita perfecta”, que “la señorita perfecta les contó un chiste que los hizo reír”.

Que un día la señorita perfecta fue con el papá a buscar a tu hijo al taekwondo y tú no sabes si extenderle el saludo o ignorarla cuando lo pasan a dejar a tu casa ¿qué es lo mejor?

El final de las relaciones en pareja no siempre es cordial, pero lo mejor es extender la bandera blanca y hacer de la señorita perfecta una aliada, porque es casi seguro que convivirá con tus niños durante algún tiempo.

Checa estos tips que seguro funcionan en el concepto de familia extendida:

  • La señorita perfecta forma ya parte de las personas que tus hijos verán, al menos que el papá decida otra cosa, ¿entonces porque no mejor llevar las cosas en calma con ella? Ella no querrá que su pareja crea que no los soporta, a fin de cuentas también son hijos de la persona que ama.
  • No tienen que ser amigas, menos íntimas, pero una relación saludable de “Hola qué tal” o “Buenas tardes” estarán des tensionando los encuentros poco a poco, no seas tú la mala de la historia
  • Habla con tu ex pareja y si es posible pregúntale un poco sobre la desconfianza de que tus hijos estén en convivencia con otro adulto que no es su familia, por más confianza que le tengas a él sobre el cuidado de tus hijos es importante decirle que tú tienes dudas sobre el manejo de tus niños por parte de ella.
  • No fomentes la competencia: que si ella les regaló un juguete tu les regalas tres, que si ella les cantó una canción para dormir tú los regañas, que si comieron una hamburguesa en lunes cuando tu solo se lo permites cada quince días porque así son tus reglas. Son situaciones que se irán puliendo poco a poco.
  • Cuando la señorita perfecta se hizo la nueva pareja de tu esposo, seguro que pensó que con el paquete venían incluidos los hijos, piensa que es una situación que requiere mucho amor de su parte y el aceptar el equipo completo no la hace mala persona, algo bueno debe tener.
  • Con el tiempo ella u otra, será una amiga más en la vida de tus hijos, es mejor mantener una cordial distancia pero a sabiendas que tus tesoros más preciados estarán vigilados por alguien que también los quiera ¿no crees?

 

Se lee fácil pero recuerda que no es imposible. Todo se puede intentar por el bien de nuestros hijos y por nuestra salud mental.

¡No todas las parejas de los ex son las brujas del cuento!

Foto Vía

Post escrito por Any Fuchok y publicado originalmente en Disney Babble Latinoamérica.

¡Sí­guenos en Facebook! Da click aquí Mamá de Alta Demanda.