«Periodista en la década de los treintas», pues sí, eso sí, las dos cosas aplican.

«Tiene un marido geek…» ya me dijo que nada de geek, si acaso tech, jajaja, ¡aún decidiré como hago este ajuste!.

Continúo: «…un hijo de 3 años…«, pues eso también aplica, por unos meses solamente, porque mi chaparro ya va por sus cuatro añotes, al día siguiente de su cumple le cambio 3 por 4.

Sigo: «una bebé recién nacida quienes hacen que el caos en su casa sea irreal», tan larga la frase como contundente, lo único que cambia ya es lo de la bebé recién nacida por una princesa de un añito.

twitterFoto vía

¡Síguenos en Facebook! Dá click aquí —> Mamá de Alta Demanda