Todos los días despierto con ganas de seguir durmiendo, cuando me pasa por la mente que si me pestañeo los niños no llegan a la escuela y por consecuencia mi día se retrasa, brinco cual conejo y estoy de pie aunque sea trastabillándome.

Esto de intentar ser una madre todóloga cubriendo los aspectos de mi vida familiar, mi vida de profesional y también la de mis gustos personales es a veces una verdadero reto… ¡pero no es imposible!

He intentado organizar mi vida de manera funcional, para que todo lo que ocurre alrededor de mis hijos y mío funcione como si estuviera engranado, no digo que sale a la primera y a la perfección, pero cada vez que lo intento el método de organizarte es mejor, ¡te lo aseguro!

1.- Rutinas

Son básicas para el manejo del hogar, utiliza una agenda y anota los días de limpieza por área de tu casa, pégalo en la puerta del refrigerador y no te saltes los días.

2.- Asistencia en el hogar

Si tu bebé acaba de nacer o es muy pequeño, pide ayuda sin pena, alguien que pueda ocuparse de los trabajos del hogar mas urgentes. Si es complicado, ponle al trabajo un horario en el que el bebé duerma y tu no estés tan cansada… ¡y si la casa no está perfecta no importa!

3.- Horarios para los niños

Son claves para la organización de la familia, que ellos sepan que va a pasar en el día les dará seguridad. Dile paso a paso la ruta hacia la escuela, a que hora regresas por ellos, lo que van a comer, la hora de las tareas y el baño y hasta la de dormir.

4.- Tu pareja es tu apoyo

Haz equipo, entre los dos podrán sacar adelante las labores de la casa y el cuidado de los niños. Salidas al banco, al super o al médico, se pueden ir turnando o programando para que cada uno vaya o ambos en el mejor de los casos.

5.- Reparte tareas

También es importante que no solo tu pareja te ayude, tus hijos tienen que ser responsables de algunas actividades como recoger sus juguetes, poner la ropa sucia en su lugar, levantar su plato tras terminar de comer. Si tienen más edad responsabilidades como limpiar los desechos de la mascota es una gran labor de organización y orden.

6.- Si trabajas fuera de casa

No te sientas mal, disfruta a tus niños cuando estés en casa. El trabajo no debe ser una causa de conflicto, por el contrario es una manera de apoyar la economía del hogar. Organiza tus horarios para salir a comer a casa o para trabajar de corrido salir mas temprano, ¡lo que más te convenga!

7.- Jerarquiza tus actividades

Lo que me funciona es que hago primero lo que es mas importante para mi, ¿de que deriva eso? Muchas veces nos vamos por lo más urgente, pero el equilibrio de ambas te ayudará a elegir que es lo que debes hacer primero entre “estudiar para el examen de mañana ó hacer la cita médica pendiente”.

8.- ¡Acuérdate de ti!

Puedes intentar ser la non-plus-ultra de la organización, pero nada de eso vale si no tienes energía, estás de mal humor, te la vives regañando a tus hijos o peleando con tu pareja. Date gusto comiendo tu postre favorito, viendo esa serie que tienes pendiente, has ejercicio, sal con tus amigas o vete de compras así sea un labial. ¡Sonría y disfruta de ti misma!

9.- Planificar, mi palabra favorita

Aplicarla en los menús es buena idea, checa que puedes organizar un calendario semanal y escribir que es lo que van a comer, puedes incluso pedir opiniones de tu familia para tener un menú que le guste a todos. Con este sistema en mano prepara tu lista de super y has la compra una vez a la semana. Ahorrarás tiempo, dinero y esfuerzo.

¿Cuál es el mejor tip de organización que te funciona con tu familia? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Foto vía Eduardo Merillé 

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *