Tip 1: ¡Ten tiempo para ti!

Antes de ser esposa o mamá tenías una vida muy diferente: leías, platicabas con tus amigas o te divertías con tu familia; ahora que este pequeño bebé depende tanto de ti dudas en separarte aunque sea un momento. ¡Busca ayuda! Tu mamá, tu suegra, tu hermana, cuñada o una persona de confianza puede cuidar a tu pequeño mientras te escapas dos horas para ver una película con tu pareja como “cuando eran novios”. No lo dudes.

Tip 2: No olvides a tu pareja

Nos metemos de fondo en el cuidado del bebé que muchas veces olvidamos a quien nos hizo esta gracia: ¡su papá! Él muchas veces acaba por sentirse desplazado por el nuevo integrante de la familia; aunque no lo dice extraña mucho la anterior rutina cuando el recién nacido no estaba en casa. Busca espacios, haz un esfuerzo y espéralo a que llegue de trabajar, platica con él sobre su día; esos momentos diarios harán que la relación familiar se fortalezca.

Tip 3: No eres una extensión de tus hijos

Es importante darles su espacio, libertad y autonomía. Conforme crezcan, déjalos que exploren y reconozcan espacios de este mundo donde viven, siempre con el ojo atento de la madre, pero no con el garfio que busque evitarles la caída. Ellos aprenden a levantarse y seguir corriendo.

Tip 4: Amamantar es un orgullo

Es un gran tema y tan amplio que es muy difícil resumirlo en un tip. Solo te puedo decir: ¡hazlo! Es la mejor vacuna, el mejor alimento, la más grata cercanía, un gran vínculo afectivo. La OMS recomienda amamantar mínimo hasta los dos años. No esperes que tus hijos te lo agradezcan, aprende de su infinidad de beneficios. Es parte de ser una mejor madre.

Tip 5: Fomenta valores

Enséñales a tus hijos el respeto a las personas, el valor del dinero, el esfuerzo para conseguir una meta. El amor a los abuelos, la belleza de la lectura. Prohíbe los castigos físicos, ponles límites. Todo lo que sea bueno para ti es bueno para tus hijos. Prepárate para este gran camino de la maternidad.

Tip 6: Cuídate

Los hijos aprenden del ejemplo. Cuida de tu salud, porque una madre saludable estará más tiempo junto a sus hijos, ¿verdad que quieres verlos crecer? No olvides tu papanicolau, mastografías, exámenes de rutina, vacunas, visitas médicas, realizar ejercicio. Enséñale a tus pequeños lo que haces por tu salud. Ellos observan y aprenden.

¿Cuál de estos consejos te parece el más importante? ¿Qué te funciona en la crianza de tus hijos que sientes te convierte en mejor mamá?

Post escrito por Any Fuchok y publicado originalmente en Disney Babble Latinoamérica.

¡Sí­guenos en Facebook! Da click aquí Mamá de Alta Demanda.

Foto Cortesía Disney Babble Latinoamérica