Conozco a varias amigas que viven una etapa distinta a la que creían que experimentarían hace unos años. Las pequeñas historias que hoy les contaré son bellos ejemplos de superación de las que podemos inspirarnos si es que pasamos por una situación parecida.

Ser un madre soltera de esta generación es un sinónimo de valentía y entereza para enfrentar los nuevos retos impuestos por la sociedad. Hoy estas tres chicas son mamás solteras que se enfrentan a la vida con sus hijos de la mano y con una sonrisa en la cara.

Conozco a varias amigas que viven una etapa distinta a la que creían que experimentarían hace unos años. Las pequeñas historias que hoy les contaré son bellos ejemplos de superación de las que podemos inspirarnos si es que pasamos por una situación parecida. Hoy estas tres chicas son mamás solas que se enfrentan a la vida con sus hijos de la mano y con una sonrisa en la cara.

La historia de Danna

Se casó muy joven con el chico que amaba. Vivió épocas muy felices junto a él y a los pocos años tuvieron una hija. Cuando la pequeña tenía apenas un par de años ella retomó su carrera universitaria mientras que él tuvo que viajar a la capital del país para darle “un mejor futuro a su familia”. Pasaron varios años así y lamentablemente la distancia hizo que la relación terminara, pues no era igual visitar solo a su familia en vacaciones que vivir junto a ella; se divorciaron.

Hoy Danna estudia una segunda carrera, su hija está por cumplir la mayoría de edad y es una excelente estudiante; no hay mamá más orgullosa que ella. Aunque el divorcio fue una etapa difícil, hoy convive con tranquilidad con su exmarido: han sido buenos padres en la distancia. En ella se refleja hoy la belleza que dan los años de madurez. Se maneja feliz sin el apoyo de una pareja, viaja y convive con su hija como dos grandes amigas, tiene un gran futuro por delante.

La historia de Alexa

Su belleza hace voltear a hombres y mujeres. Es guapísima, elegante y optimista. Alexa tiene un par de hijos, bellos como ella: un niño y una niña. Hoy son la más grande prioridad de su vida. Cuando se embarazó de su primer hijo sintió que su llegada vendría a afianzar la relación con el padre, tuvieron que pasar unos años y otra nena para darse cuenta que lo mejor para su salud mental y la de sus chiquitos era separarse del padre, puesto que ya no tenían nada en común.

Hoy Alexa es una bella mamá, tan deslumbrante como en sus mejores años universitarios; su sonrisa no deja de iluminar el área donde se encuentre. Trabaja, se mantiene, viaja y estudia. Cuenta con la ayuda de su mamá y una niñera para poder mover a sus hijos mientras ella se encuentra en la oficina trabajando para mantenerlos, ya que el papá apoya en lo mínimo y cuando quiere. Es una mamá que saca a sus hijos adelante, apoyada por su familia y ella misma.

La historia de Alix

Su historia de amor comenzó cuando era adolescente. Fue novia del amor de su vida, con quien años después tuvo un par de niñas hermosas. Pero como muchas veces sucede, los hombres terminan cayendo en “problemas”. El papá de las niñas optó por retomar su vida lejos de ellas; Alix cayó en una larga depresión. Él se volvió en una especie de tirano, la limitaba con el dinero y los gastos; tampoco pudo llegar a un acuerdo con él para que ella retomara su trabajo y entre los dos generaran entrada económica para su casa.

De alguna forma, él deseaba “jalar las riendas” a distancia. Alix no se quedó sentada mientras lloraba amargamente. Ahorró y comenzó a viajar para poder comprar ropa y accesorios, los cuales revendía entre sus amigas. Más tarde puso un negocio de uñas de acrílico en una plaza comercial donde le ha ido muy bien. Trabaja desde casa sin necesidad de ir a una oficina mientras atiende a sus pequeñas.

Comparto contigo estas historias de empoderamiento femenino porque ya no debemos ver la soltería maternal como una tragedia. Cuando una relación de pareja no da para más, lo mejor es ponerse de acuerdo para que juntos saquen adelante a los hijos sin necesidad de pelear. Cuántas historias no hemos escuchado de una mamá que parece rejuvenecer cuando termina el duelo de la separación, ¡y es que algo de bueno tiene que haber al finalizar de este trance!

¿Eres madre soltera? ¿Qué ha significado serlo?

Post escrito por Any Fuchok y publicado originalmente en Disney Babble Latinoamérica.

¡Sí­guenos en Facebook! Da click aquí Mamá de Alta Demanda.

Foto: Cortesía Disney Babble