Loading
niña-baño

6 tips para apoyar a tu hijo en el control de esfínteres

Con ganas de salir corriendo, así nos sentimos como mamás cuando caemos en cuenta que tenemos que dar un paso grande junto con ellos, y es que empezar a dejar el pañal no es lo difícil, lo complicado es que reconozcan la sensación de hacer pipí o popó, correr al baño y atinarle cual campeón.

No hay que angustiars, recuerda que todas las mamás pasamos por eso y aunque es una labor complicada no es el fin del mundo.

Con mi hijo mayor la quitada del pañal duró cuatro días y tenía dos años, mientras que con mi hija menor ella decidió que no quería más pañal, pero como apenas tenía año y medio la labor del control duró semana y media. Lo que te quiero decir con esto es que cada niño tiene su momento adecuado para ello y que hay que estar atentas a los signos.

Te comparto estas recomendaciones para que apoyes a tu peque en su control de esfínteres:

¿Bacinica o adaptador para el baño?

En casa tuvimos los dos. Fuimos al supermercado, escogimos junto con el peque uno que le gustara y tuviera su personaje favorito. Ubicamos la ‘nica’ cerca de donde estuviera jugando en casa y evitar lo más posible los accidentes, y el adaptador en el baño. Considera también un banquito donde puedan ayudarse a subir si tu taza de baño es alta para su tamaño.

Identifica su ritmo

Observa con cuidado, si toma líquidos a los pocos minutos querrá hacer pipí, entonces recuérdale que allí está la ‘nica’ o si prefiere ir al baño. No dudes en preguntarle si quiere ir o si esperan a que él te indique. Quédate cerca y prepárate para correr cuando llegue el momento.

¡Mucha paciencia!

En el proceso se hará pipí muchas veces, pero mientras más se haga aprenderá, porque tiene que sentirse húmedo para identificar la sensación. Evita el regaño y cuando lo logre no olvides hacerle una gran fiesta que lo motive.

Busca videos de sus personajes

En la red de videos podrás encontrar a sus personajes favoritos echándole porras para ser un niño grande y dejar el pañal como un campeón.

Asientos portátiles

En las tiendas físicas y online hay a la venta asientos plegables que entran en la pañalera y los puedes llevar a los baños públicos que tengan que pasar. Incluye toallas húmedas desinfectantes para que no te sientas temerosa de la limpieza.

¿Cuándo hacerlo?

La pregunta del millón. Te cuento que yo lo hice en las vacaciones, para que cuando tuvieran que regresar a la escuela el proceso estuviera hecho y no hubiera un retroceso. Hay mamás que prefieren hacerlo de la mano de las maestras, tú decides.

No hay una edad exacta en la que los niños comienzan con su control de esfínteres, pero el promedio va entre los dos y los tres años. Si está en el maternal las maestras apoyan con el control en la escuelita, incluso lo llevan con sandalias plásticas para evitar accidentes. Lo que sí es seguro es que cuando entran al kinder los niños deben tener aprendido el proceso y estar en trámites con el pañal nocturno.

Foto: vía

Post escrito por Any Fuchok y publicado originalmente en Disney Babble Latinoamérica.

¡Sí­guenos en Facebook! Da click aquí Mamá de Alta Demanda.

Deja una respuesta