Hay una edad en la que los niños tienden a hacer más berrinches, la llamamos “Los Terribles 2”. Se trata de la etapa en la que nuestro pequeño se estrena en llantos, se avienta al suelo, berrea sin parar en restaurantes, plazas comerciales, aviones o donde se sienta libre de expresar sus sentimientos de frustración con todo lo que esto conlleva.

Mamás y papás con pequeños de esta edad no saben dónde meter la cabeza con la actitud de quien antes fuera un pequeño con un carácter menos explosivo y que ahora parece ingobernable. ¡Tranquila, es solo una etapa!

Para estos momentos en donde no sabemos qué hacer, lo mejor y que pude comprobar con dos hijos de diferente carácter, pero mismo gusto por los berrinches a diferentes edades, es que lo mejor es armarse de paciencia y entender como madre que lo mejor es prevenir el berrinche que vivirlo a su máxima expresión. Es por eso que te comparto estas cinco formas de prevenirlo que a mí me han funcionado.

1.- Enséñale a describir y ponerle nombre a sus emociones.

“Dime cómo te sientes, ¿estás enojado, triste, furioso?, hablemos y busquemos la solución a lo que te está haciendo sentir mal”.

2.- Escúchalo antes de que se salga de control

Armarse de paciencia primero y darle voz a su enojo para saber cómo tenemos que responder para no dar pie al berrinche: “Mamá quiero que me compres este juguete”.

Puedes responder con un distractor “Ahora no es el momento, acompáñame a elegir el cereal que vamos a desayunar mañana, el de tu sabor favorito”, (que igual ibas a comprar).

3.- Ten preparada una manera de lidiar con los conflictos

Si el berrinche está tomando forma considera varios planes: moverse de sitio juntos, darle un espacio solo, ponerse a su nivel en cuanto a estatura o sentarse juntos y hablar del tema con paciencia eterna sin caer en regaños o gritos.

4.- Ten un lugar seguro donde pueda expresar su ira

Están en una fiesta o el súper y el berrinche viene, tómalo de la mano y llévalo a tu vehículo para hablar, o en casa en su recámara o la tuya, quizá en un baño si están rodeados de gente.

La idea de que él pueda expresar sus emociones contigo que eres la persona a la que más confianza le tiene, abrázalo y dile lo mucho que te importa.

5.- Enséñale a esperar turnos y seguir rutinas.

Él dice “Mamá estoy enojado porque quiero el columpio solo para mí”, mamá responde: “hijo este parque es para todos los niños, esperemos juntos el turno que te toca en la fila”.

Si comienza el berrinche distraerlo mientras hacen la fila apropiadamente, le estás enseñando a tolerar la frustración.

 

¿Qué debo aprender también como mamá?

A no engreír a nuestros hijos con cosas, no podemos comprar todo lo que los niños quieran, ya que eso le dará la sensación de que es el dueño del mundo y que todos deberán darle lo que él quiera.

Evitemos castigar al niño por el berrinche, hablemos de lo que sucede sin usar el “por tu culpa”, el señalar o el “porqué lo hiciste”.

Ser mamá es una tarea difícil y aprendemos todos los días.

¿Cuál es tu mejor tip para prevenir los berrinches?

 

Foto Via

Post escrito por Any Fuchok y publicado originalmente en Disney Babble Latinoamérica.

¡Sí­guenos en Facebook! Da click aquí Mamá de Alta Demanda.