Cuando conocemos la noticia del embarazo vienen con ella emociones diversas, si actualmente tienes una jornada laboral puede que te preocupe como afecte este situación a tu salud o a la del futuro bebé.

Si tu ginecólogo lo permite puedes trabajar hasta la última semana del embarazo sin contratiempos, de todas formas es importante que tomes ciertas precauciones para la salud de ambos:

Contra el stress

Sabemos que casi siempre el trabajo va ligado con esta palabra: stress. En la medida de lo posible trata de concentrarte en sacar el trabajo del día y no estar distrayéndote con cosas menos importantes. Aunque sabemos que el embarazo no es sinónimo de enfermedad ni de incapacidad, lo mejor es vivirlo con tranquilidad y hacerle menos caso al jefe malencarado.

Contra el esfuerzo físico

Si tienes que cargar cosas pesadas es el momento indicado para pedir ayuda o delegar ¡Qué no te de pena! Evitemos un sorpresas que afecten la tranquilidad de nuestro embarazo, “los sangrados que ocurren por esfuerzo muchas veces traen como consecuencia bajo peso del niño al nacer”, señala la doctora Adriana Damián, quién le ha tocado recibir en el hospital a embarazadas muy asustadas.

Contra las malas posturas

Ni mucho tiempo sentada, ni mucho tiempo de pie, suele suceder mucho en las oficinas. Cuando sientas que llevas más de una hora en una sola posición es el momento ideal para hacer una caminata dentro de la oficina o centro de trabajo. Reactivar la circulación nos hará sentir mejor.

Contra el cuidado de niños

Si trabajas como profesora o cuidando niños en edad escolar suele ser muy cansado hacerlo embarazada. Checa también que los niños en ocasiones pueden transmitirte alguna enfermedad que debes evitar en la etapa de gestación. Lo ideal es vacunarse antes del embarazo para que no se te pegue nada.

Contra la exposición de químicos

Debemos estar muy atentas con todos los químicos que puedan estar nuestro alrededor en nuestro centro de trabajo, por ejemplo: pintura industrial, plaguicidas, sustancias tóxicas, pesticidas, rayos X, tratamientos contra el cáncer y hasta el humo del cigarro del compañero de junto. No está de más extremar precauciones, si antes no te preocupaba ahora piensa por el bebé que tienes dentro, ¡consulta con tu médico!

¿Cómo te cuidabas en el embarazo? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Foto vía Marina/Wonder Woman

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *