Loading
hermanos-baño

4 hábitos de higiene y bienestar que aplico a mi familia

Soy una mamá a la que le gusta tener todo en orden, y dentro de ese estilo de vida aplico también que mis hijos tengan hábitos de higiene y limpieza que nos procuren bienestar como familia, y por supuesto como individuos, ya que es importante que aprendan a esta edad lo que se llevarán a la adultez.

Para que a mis niños les cueste menos trabajo estas acciones y se le formen como hábitos en su vida diaria es importante que los manejemos como una rutina, algo que ellos hagan cotidianamente de forma automática, pero ¿cuáles pueden ser esas cosas básicas que debemos enseñarles? Checa estos ejemplos:

¿Amiguitos en la cabeza? ¡No gracias! Mi hija dice que tiene el cabello de princesa, por eso el trabajo de cuidárselo cae básicamente en la mamá, o sea yo. Las maestras nos piden apoyo, especialmente con las niñas, que deben ir con el cabello peinado, trenzado y con algún gel que las proteja del contacto de piojos en la escuela, los niños de preferencia con cabello corto.

Más bichos. Y ya que hablamos de ellos, qué tal los mosquitos que aparecen dentro y fuera de casa, listos para atacar y picar a nuestros chicos cuando duermen o cuando juegan. La mayoría de las veces los niños ni cuenta se dan cuando se acercan, pero con estos eventos del dengue, zika y chikungunya prefiero proteger a mis niños de la forma más efectiva. Compré el repelente en aerosol OFF! Que protege de los mosquitos que pueden transmitir esas enfermedades,  les pongo antes de salir sobre el uniforme escolar y mis niños se van protegidos  a su escuela.

Sobre los estornudos. Que sepan la importancia de taparse la boca y cómo hacerlo, que lo ideal es cubrirse con la parte interna del codo, porque con la mano los bichos quedan impregnados en la piel, o si es posible tener una servilleta en mano para retenerlos y tirar el papel al bote de basura.

Baño diario. No hay mejor forma de protegerse de las enfermedades que un baño de agua tibia o fresca, dependiendo de la región y el clima donde vivas. Siempre tener a la mano un jabón antibacterial que sea también suave para la piel de la familia, incluso hay en forma de gel, de barra o de crema, según las necesidades de cada quien.

Todos los días los niños aprenden, formarles buenos hábitos es un trabajo en equipo que logrará grandes resultados a muy corto plazo ¡No dejen de practicarlos!

Foto vía

Post escrito por Any Fuchok y publicado originalmente en Disney Babble Latinoamérica.

¡Sí­guenos en Facebook! Da click aquí Mamá de Alta Demanda.

Deja una respuesta