No hay momento en la vida de una madre que duela más que un golpe al estómago como cuando te hijo te grita “Te odio”. ¿Solo de leerlo duele verdad?

Y bueno, el motivo puede ser cualquiera: que no vaya al cumpleaños de su compañero, que no le compres un juguete, que no pueda salir a jugar hasta que termine la tarea, los momentos para sacar esa frase tan horrible de dos palabras puede llegar en cualquier instante y quebrarnos como madres momentáneamente.

Y con todo y eso tenemos que tener en cuenta que no eres mala madre y que tu hijo es un niño normal que expresa sus sentimientos de frustración y los sacó mediante esa dolorosa frase que seguro no olvidaremos de por vida.

Y es que, ¿cómo?, nuestro pequeñito al que hemos amamos con tanta intensidad nos puede decir algo tan feo, pues así pasa y seguro así te pasó a ti con tu propia madre.

Recuerdo perfecto cuando pensaba que la odiaba, cuando no me dejaba salir a jugar con mis amigas o a las fiestas, pero no se lo decía, más bien lo pensaba; pero ahora hay niños que explotan y dicen las cosas como las sienten.

¿Cómo podemos contestar cuando llegue el momento? Primero toma aire, respira profundo y puedes tomarlo con humor y tranquilidad, ten a la mano las siguientes frases:

“Yo te amo, aunque sé que en este momento no te importa”

“Creo que eso no es cierto. Discúlpate”

“¿Sabes que eso que dices me está lastimando?”

“Muy bien mi amor, tu tampoco eres mi persona favorita en este momento”

“Qué bueno que sacas tus sentimientos. Hablamos cuando estés más tranquilo”

“Mi amor por ti es tan grande que hay suficiente para los dos”

“Me parece bien que estés molesto, pero ni siendo hiriente harás que cambie mi decisión”

“Muy bien mi vida, ya lo superarás”

Si bien las palabras de los niños debemos tomarlas de forma seria, este momento en la vida de toda madre es inaplazable, pero créeme: lo estás haciendo bien. Trata de recibir ese momento como un paso más en el crecimiento normal de tu hijo y respira profundo para dar paso a lo que sigue. 

Foto: vía

Post escrito por Any Fuchok y publicado originalmente en Disney Babble Latinoamérica.

¡Sí­guenos en Facebook! Da click aquí Mamá de Alta Demanda.