Cuando somos mamás descubrimos que el juego de nuestros hijos les proporciona conocimiento y diversión, es por eso que nos gusta aprovechar cada instante para hacer de esos ratos de ocio momentos mágicos para su desarrollo.

¿Qué es lo que aprende nuestro chiquitín? Bueno, pues muchas cosas que lo harán crecer en su día a día, como a observar con atención, a ser tolerantes ante la frustración, a concentrarse, a esperar pacientemente, entre otras cosas básicas. Para lograr que tenga un mejor aprendizaje checa estos consejos de mamá a mamá:

Jugar en horizontal

Cuando sea posible todos al piso, sobre un tapete o manta, o sobre la cama si es seguro. El plan horizontal resulta más fácil para los niños pequeños, así que pon sus juguetes a nivel de piso y tú con él siempre vigilante, verás que más adelante con su crecimiento pasará al plano vertical y el hacer torres se volverá en su distracción favorita.

Juego sin corrección

Vamos, es un niño, no tiene que seguir con precisión todas las instrucciones y seguirlas sin margen de error. Deja que explore sus opciones y divierte con él ensartando la pelota así lo logre solo dos veces de 10, no lo corrijas.

Juego divertido

¿Qué significa esto? Qué el juego no debe ser forzado, ni jugar con algo que él no quiera, eso puede resultarle aburrido y hasta molesto. El niño debe disfrutarlo, no es lo que mamá quiera.

Juegos de su entorno

Cuando son bebés hasta de 6 meses todo lo que tenga que ver con personas es ideal, esconderse bajo la sábana, hacer caras y gestos es excelente, cuando pasan de esta edad los objetos cobran más importancia para sus juegos. Dale opciones para tocar texturas, como los libros de cartón o de plástico.

Juegos diferentes

El juego puede variar, algunas veces nos adaptaremos como mamás a los movimientos del niño, por ejemplo, la pelota y jugar futbol, o la pelota y meterla en una cubeta, o la pelota y golpearla contra la pared. Los juegos de movimiento son ideales y solo hay que dejar fluir sin exigir concentración.

Recuerda que un buen juguete puede estimular los sentidos, pero la presencia de los padres en los juegos dispara el aprendizaje.

Foto vía

Post escrito por Any Fuchok y publicado originalmente en Disney Babble Latinoamérica.

¡Sí­guenos en Facebook! Da click aquí Mamá de Alta Demanda.