Loading
útiles-escolares

Vuelta al cole ¿estamos listos?

Hoy hacemos el “mexicanos al grito de escuela”, el día de regreso a clases llegó hoy, y aunque pasamos unas vacaciones relajadas y divertidas la vuelta a la rutina también tiene su magia, ¿y cómo no? las madres con más tiempo para organizar pendientes del hogar y del trabajo, mientras que los niños van encantados con sus uniformes con olor a nuevo, mochila de estreno así como los colores, libretas, libros y lápices listos para trabajar juntos.

Y es justo esto de lo que trata este post, el gasto del material escolar cada día se nos va saliendo de las manos, las escuelas saben que la economía en nuestro país se torna difícil. Saliendo apenas del curso anterior te están entregando la lista de lo que van a necesitar el curso que viene, esto aplica para las escuelas públicas como las privadas.

Ya no es como antes que se esperaba a entrar al curso escolar y justo esa semana padres e hijos abarrotaban las librerías y papelerías de la ciudad buscando las listas de lo que pedían los maestros de cualquiera etapa escolar del niño o adolescente.

Desde que soy mamá y mi hijo está en el sistema escolarizado, comencé a ver como las escuelas modernas se manejan. Por ejemplo: en la escuela de mi hijo tienen todo organizado, venden uniformes, libros y útiles escolares; lo último a decisión de los padres adquirirlo o no en la escuela, pero así se ahorran las vueltas por todas las papelerías de la ciudad para encontrar lo allí solicitado.

La escuela pone sus reglas

Y con una leyenda con letras muy claras para las mamás “Todo el material debe estar etiquetado con el nombre completo del niño, al igual que el grupo, la escuela no se hace responsable de artículos olvidados que no estén marcados”. Por un lado el clásico “ponle nombre” por otro lado el “Todos los libros y libretas deberán forrarse con papel contacto transparente”, y no falta la mamá que llama a la escuela para preguntar si se van a forrar los libros con que papel… ¡así es!

Señoras, hagamos una tarea mental: ¿ustedes recuerdan que pidieran tanto material cuando nosotras éramos niñas?, yo me acuerdo de los famosos libros de Español, Matemáticas, Ciencias Naturales y Ciencias Sociales, sus cuadernos, colores, lápices ¡y párale de contar!

¿Alguna mamá se acuerda del precioso y enorme Libro Mágico? ¿Aquel que nos enseñaba a escribir en cursiva? ¡Qué recuerdos!

La educación escolarizada hoy en día no es fácil, hay quienes prefieren educar a sus hijos en casa y es una decisión muy respetable, creo que con esta generación tan globalizada encuentran mucho material para educar en la red. En mi caso yo no aplico, creo que ser maestra se requiere de un don muy especial que se les otorga a algunas personas, llegué tarde a la repartición, así que lo que trabajamos a la hora de hacer tarea es lo más cercano de la educación en casa. Yo les dejo el trabajo a las expertas de la escuela de mi hijo, bajo mi ojo clínico, la maestra del curso anterior fue una maravilla.

El inicio de clases es un golpe bajo a la economía familiar, el pago comprende inscripción, lista de útiles escolares, uniformes, talleres deportivos o culturales, seguro médico o cualquier extra a lo que la escuela le ponga nombre, y es que, así como ahorramos para salir de vacaciones, así debemos ahorrar para que los niños regresen a clases con todo en orden.

¿Y ustedes? ¿Están listos?

Foto: Any Fuchok

Post escrito por Any Fuchok y publicado originalmente en Disney Babble Latinoamérica.

¡Sí­guenos en Facebook! Da click aquí Mamá de Alta Demanda.