Mucho ha cambiado el estilo de vida de la mujer moderna. Hoy cuando escuchamos hablar que una mujer es ‘madre soltera’ pensamos lo increíblemente fuerte y valerosa que se presenta esta mujer ante el mundo de la mano de su hijo.

Y es que hace unas décadas el tener la etiqueta de ‘mamá sola’ ponía en desventaja a la mujer. Las mamás solteras de hoy tienen como objetivo metas de felicidad que incluyen a sus hijos, su futuro y su diversión personal.

Atrás quedaron las mujeres que esperaban que un hombre las rescatara de la torre del castillo, las mamás de esta generación hacen su propia escalera y salen solas buscando la mejor ruta para su familia.

Por sus hijos

Las mamás solteras de hoy no se parecen en nada a las de antes. Sobre todo cuando la decisión de no continuar en pareja es de ellas, por su propia tranquilidad emocional y por el bienestar de sus hijos que siempre merecerán padres que se amen y no que se peleen.

Es por eso que la distancia hace un mejor trabajo cuando la relación en pareja ya está rota. ¿Y qué mejor que unos chicos orgullosos de la labor materna?

No hay hijo adulto de una madre sola que no agradezca este trabajo, y la lucha en todos los años de infancia por él y ese agradecimiento es infinito.

Por su futuro

¿Qué veo en común en las mamás solteras de esta generación?

Que son mujeres fuertes, que no se dejan, que luchan por el bienestar de sus hijos, que se lanzan a trabajar a la jungla laboral para no vivir a expensas de un padre que no pudo o quiso estar, que no se sienta a lamentarse por lo que la vida le haya puesto enfrente.

Incluso cuando supera el alejamiento de la ex pareja puede convivir con él y con su ex familia política con educación, todo por el amor al hijo en común.

Estudiar algo nuevo que la haga ser una mejor profesionista, emprender junto a sus amigas o poder iniciar un negocio. Todas estas metas que se cumplen gracias a que lleva el mantra diariamente en su cabeza y en el corazón, sobre un mejor futuro para sus hijos.

Por su vida personal

Buscan también ‘vivir su vida’, salir con sus amigas, conocer nuevas personas, convivir más con su propia familia y disfrutar de ellos como el más completo apoyo emocional, y es que aunque haya muchas diferencias, la familia siempre está allí cuando se necesita.

Lo único que no espera y no busca, es que llegue un ‘príncipe’ y la rescate, para eso se tiene a ella misma. Y cuando el indicado llegue, el corazón seguramente estará más alerta, porque en ese paquete siempre tendrá un crío por el cual velará toda su vida, ya que aun cuando nuestros hijos crezcan nunca dejaremos de ser mamás.

¡Un aplauso de pie para esas mujeres que luchan el doble todos los días!

Foto Via

Post escrito por Any Fuchok y publicado originalmente en Disney Babble Latinoamérica.

¡Sí­guenos en Facebook! Da click aquí Mamá de Alta Demanda.