Loading

¿En verdad queremos hijos perfectos?

Cuando somos papás tendemos a presumir los logros de nuestros hijos, y no digo presumir en un sentido pretencioso, sino más bien en mostrar al mundo lo orgullosos que nos sentimos de los avances de nuestros pequeños. Por ejemplo: que si ya levanta la cabeza a la semana de nacido, que si comenzó a gatear a los cinco meses y a caminar a los nueve, y es que nuestro chiquito es tan ‘único y maravilloso’ que nos sentimos como una mamá pavorreal.

Así según crecen vemos que dicen “papá” entre su balbuceos, agarran la cucharita para comer, no lloran para ir al kinder mientras los demás hacen un drama, sacan excelentes calificaciones y así los logros van cambiando según la edad de crecimiento, vaya, que estamos logrando ‘hijos perfectos’, ¿pero de verdad lo son?

Sigue leyendo dando CLICK AQUI

Foto Vía

Leave a Reply