Cuántas veces no hemos escuchando quejas contra las maestras de nuestros hijos, siempre habrá una mamá que no le guste el método de enseñanza o simplemente el tono de hablar de quien enseña a los chicos todas las mañanas. Pero hoy hemos querido darles réplica a las profesoras.

Ellas saliendo de la institución se vuelven madres, hermanas, hijas y esposas, se quitan el traje de educadora y comparten lo que a ellas les molesta de nosotras las madres de sus alumnos. ¿Lista para leer?

Una de las profesoras a quienes les pregunté, confesó que hay situaciones que le cambian el humor, porque en vez de que las madres les quieran ayudar a sus hijos con las clases, lo que intentan es resolverles prácticamente el examen:

“Algo que a me molestó hace poco es que una mamá me llamó por teléfono, para preguntarme las páginas para estudiar para la evaluación, me dijo que su hijo no sabía nada porque él se lo dijo. Le respondí amablemente que su hijo es muy aplicado y se esfuerza por cumplir con las tareas. El niño salió bien en los exámenes y me di cuenta que no le dedica tiempo a su hijo, no checa sus tareas, no lo conoce bien”, compartió.

Y esta es solo una de las quejas que las docentes tienen como madres, esta lista completa sus observaciones:

  • Que no les fomenten a los niños la puntualidad
  • Que sientan que es obligación de las maestras pasarlos de año
  • Que tienen que calificarlos bien, incluso si no hacen correctamente la tarea
  • No hablar directamente con la maestra si consideran que en algo falló, por ejemplo en alguna tarea que no se entendió bien, y van directamente con su superior
  • Que los papás digan que su hijo no sabe porque la maestra no les está enseñando bien, si ni siquiera le dedican tiempo a su hijo para ayudarlo con sus tareas
  • Que no se hagan un tiempo para asistir a las juntas o eventos en todo el ciclo escolar
  • Que no contesten el saludo de “buenos días” cuando recibimos a los niños
  • Que digan que se deja mucha tarea para la casa
  • Que algunos papás dicen que la profesora solo hace proyectos o deja trabajos finales para no hacer ni calificar exámenes. Lo que no saben es que ya se puede calificar de esa forma, se le llama evaluación continua.

Foto vía

Post escrito por Any Fuchok y publicado originalmente en Disney Babble Latinoamérica.

¡Sí­guenos en Facebook! Da click aquí Mamá de Alta Demanda.