Loading
niña-sonrisa-feliz

¿Cómo educar a los niños por la paz?

Vivimos hoy en un mundo tan complicado que muchas veces nos preguntamos, cuál será la mejor forma de educar a nuestros hijos, para que cuando ellos sean adultos sus decisiones sean en un ambiente de paz, suena difícil pero no imposible.

Vemos a diario que las noticias se tiñen de rojo, que la violencia alcanza lugares que conocemos, incluso nuestros vecinos, nuestra propia comunidad. De verdad tememos por el entorno en el que estamos criando hijos llenos de miedo, ¿y cómo no? si las cosas malas ya suceden incluso a los propios miembros de la familia, no a alguien lejano que nos enteramos.

Cuando mi esposo y yo platicamos de estos temas de adultos he notado que si no tengo precaución, mi hijo mayor escucha atento nuestra charla. En una ocasión transmitió su miedo a salir por temor a ser asaltado ¿es normal que un niño tema a estas cosas? Por el contrario cuando yo era niña lo que temía era a los exámenes de matemáticas.

Después de esa ocasión en que noté el miedo en los ojos de mi hijo, he tenido mucho más cuidado de no contaminar el ambiente de confianza y amor con el que ha crecido alrededor de su familia, su escuela y sus seres queridos. Pero tampoco como padres podemos ponerles una venda en los ojos y hacerles creer que la vida es rosa.

Lo que hemos considerado su papá y yo, es criar a nuestros hijos con valores que les permitan ejercer una vida de paz en sus diferentes etapas de crecimiento.

¿Qué valores debemos transmitir a nuestros hijos?

Educar en valores por la paz es un trabajo diario, de equipo, en donde padres e hijos tienen que trabajar para promover de manera integral esta forma de mirar al mundo con amor y vivir la vida en un ambiente sano.

Podemos criar con amabilidad, con amor hacia la naturaleza, extendiendo la bondad, aumentando nuestra generosidad, siendo agradecidoscolaborando con las demás personas, siendo responsables, teniendo paciencia con nosotros mismos y la gente a nuestro alrededor, haciendo caridad, siendo fielescomprendiendo a nuestro hermano, entre muchas otras cosas que a la larga también nos harán más felices.

La lista de valores es larga, podemos incluir el perdón, la empatía, la compasión, el compartir, la solidaridad, el respeto, la tolerancia, y es que nadie dijo que fuera fácil. Pero si ponemos un poquito de empeño todos los días lograremos este objetivo que es criar mejores seres humanos para que en equipo podamos vivir en un mundo de armonía y amor por el bien de todos.

Por tus hijos, por los míos, por su futuro, trabajemos por la paz y la felicidad de nuestros niños hoy

Foto Vía

Post escrito por Any Fuchok y publicado originalmente en Disney Babble Latinoamérica.

¡Sí­guenos en Facebook! Da click aquí Mamá de Alta Demanda.

Deja una respuesta