La nueva caricatura de Disney se estrenó el pasado fin de semana en las salas de cine de México. Mi familia y yo tenemos la costumbre de acudir a ver las películas infantiles en su semana de estreno, y «Aviones» era una historia que esperábamos ya hace meses.

Para quienes son lectoras de mi blog desde años atrás, sabrán de la pasión y amor que le tenía mi hijo mayor (que ahora tiene 6 años) a la película «Cars», y que «Rayo McQueen» fue durante muchos años su personaje favorito, es por eso que ahora esperábamos que «Aviones» pudiera moverle el sentimiento y pudiera renacerle el cariño hacia su ya arrinconado amigo Rayo…

La historia de «Aviones» es protagonizada por Dusty, un avión que sueña con participar en una competición aérea de altos vuelos. Pero Dusty no fue precisamente construido para competir y resulta que… ¡tiene miedo a las alturas! Así que, recurre a un experimentado aviador naval que le ayuda a clasificarse para retar al vigente campeón del circuito de carreras. Dusty demostrará su valor para alcanzar alturas inimaginables y enseñará al mundo lo que hay que hacer para levantar el vuelo.

A mí como mamá me encantó la película, siempre con detalles de risa para los adultos, situaciones
simpáticas para los niños, ni que decir que mi hija menor estaba pendiente porque hay un personaje con su nombre: «Carolina».
Héctor, quién fuese fan número uno de Cars rió en muchas ocasiones con la historia, incluso se mostró orgulloso de un avión mexicano llamado «El Chupacabra» y todo lo que hizo para enamorar al personaje de Carolina, una guapa avión brasileña.

Para mi hijo de seis años «Aviones» fue como una despedida de «Desde el mundo de Cars», pues ya está en gustos de niños un poco más grandes como las caricaturas de «Phineas y Ferb» y como mamá se me encoge un poco el corazón de ver como mi chico sigue creciendo. «Sí me gustó, pero es para niños más pequeños», fue su comentario al salir de la sala de cine.

¡Me siento un poco como la mamá de Andy de Toy Story!

Con info de Disney Latino

¡Síguenos en Facebook! Da click aquí —> Mamá de Alta Demanda