Las mamás sabemos la importancia de crearles una rutina a los niños y por eso todos los días batallamos para practicar la limpieza y el orden. Una de las rutinas básicas es que aprendan sobre el orden en su propia casa, pero ¿cómo podemos trabajar para que nuestros niños mantengan limpia su habitación? Hoy te comparto lo que a mí me ha dado resultado con mis hijos.

Las reglas

¿Cómo hago esto? Los niños saben que son libres para jugar en su propia área, ya sea un espacio que tú le destines o su propia recámara, pero con la orden de que todo lo que usen lo tienen que volver a guardar, sin excepción.

La ropa

Poner la ropa en un solo lugar. La sucia tiene que tener un destino antes de irse a lavar, es recomendable que cada integrante de la familia pueda tener su propio cesto de ropa sucia. Si en tu baño no es posible, se puede poner en una zona de la recámara o escondido debajo de su cama. 

La comida o snack

En contadas excepciones puedes permitir a tus hijos meter algo de comida en su habitación o área de juegos, lo recomendable es no hacerlo siempre, porque las migajas generan la llegada de hormigas o cucarachas. Recojan juntos inmediatamente lo que haya caído al suelo para evitar que lleguen estos bichos a tus hijos y puedan enfermarlos.

Los juguetes

Tenlos en cajas organizadoras. A veces como mamás queremos verlos acomodados como en juguetería, pero es muy complicado tenerlos en un estilo aparador y que duren acomodados más de un día. Es por eso que lo recomendable es no estresarse y solamente guardar los juguetes en sus cajas organizadoras y revisar su contenido cada 15 días para valorar qué es lo que los niños han guardado. Checa que pueden guardar juguetes de plásticos rotos y hasta cucharas de la cocina. No olvides revisar para que tu hijo esté libre de cualquier peligro.

La televisión

Muchas mamás sabemos que la televisión puede ser un problema, tenemos que diferenciar lo que puede ser un rato de distracción a dejarlos muchas horas frente a ella. Por esa razón debemos evitar tenerla en la habitación, para que así los niños no tengan acceso a ella a cualquier hora del día. Lo mejor es tener un control de horarios para que los niños vean los programas supervisados por ti con un horario definido. Mantén fuera de su alcance el control remoto.

 Prémialos

Recuerda que cuando son pequeños los niños necesitan una motivación, es por eso que te invito a que cada que logre mantener limpia su recámara o levantar sus juguetes como le indicaste, puedes ponerle un sticker que pueda pegar en un cartel de premios de logros semanales, esto es para que el niño se sienta motivado a seguir trabajando. El que su mamá lo premie lo hará sentirse muy contento y lo motivará a hacerlo mejor día con día.

Enséñale a tus hijos que cada cosa tiene un lugar, así como su ropa, sus juguetes, sus zapatos, la ropa de cama y todo lo que encontramos en un cuarto para niños, así de esta manera el sabrá que es importante no vivir en el caos.

No dejes de hacer este trabajo con él para que pueda aprender de ti, porque tú como mamá eres su mejor ejemplo. Trabajen juntos en la organización de su recámara para que él lo aprenda de forma automática.

 

Foto: vía

Post escrito por Any Fuchok y publicado originalmente en Disney Babble Latinoamérica.

¡Sí­guenos en Facebook! Da click aquí Mamá de Alta Demanda.