Loading
pareja

5 consejos para convivir en armonía con tu ex

Muchas veces las relaciones de pareja terminan por diferentes motivos: falta de amor, infidelidad, hartazgo o incluso por mutuo acuerdo, cuando esto sucede y la familia solo son los dos, simplemente se dicen “adiós y que te vaya bien”. Pero cuando de esta ex pareja quedaron hijos, lo mejor es dar el paso a una relación exclusivamente de padres.

¿Cómo ponernos de acuerdo para compartir a los niños si lo que queremos es no volver a verle la cara? Es la pregunta del millón, más cuando hay niños que extrañan a papá.

Lo mejor es que por el amor que le tenemos a esos hijos, bajemos la guardia y aprendamos a convivir en armonía por los próximos años que dure la infancia de nuestros hijos, ya después ellos mismos decidirán el tiempo que quieren pasar con cada progenitor.

Respeten sus horarios de visita

Normalmente son los niños quienes se quedan viviendo con la madre tras la separación o divorcio. Dejen en claro los días de la semana y los horarios en que el padre podrá visitarlos o incluso llevárselos a pasear, y que con la misma exactitud de reloj suizo los regrese a su casa para no tener motivo de pleito. No le niegues a los niños.

Los niños no son trofeos

El premiarlos por cada actividad que hacen, provoca que los niños dejen de valorar las cosas que tienen que hacer como obligación, por ejemplo ir a la escuela o estudiar.

En ocasiones el padre ausente desea llevarles juguetes, ser permisivo con cosas que ya habían platicado con anterioridad, como “no darles refrescos de cola” o todo lo que deseen, con tal de ser el “papá bueno” o el “papá favorito” y de esa forma ganar un afecto por otra vía.

No investigar que hace el ex

Si el papá de tus hijos está comenzando una nueva vida aplica para todo. No trates de averiguar por medio de tus hijos como vive, que come o si hasta tiene una pareja nueva.

No hay nada más dañino para una relación que ha terminado que el saber que el ex está llevando vida de soltero, mientras nosotras seguimos con el mismo trabajo y más, porque ahora tenemos el 50% menos de ayuda. Dedícate a lo tuyo y atender menos la vida de tu ex utilizando a tus hijos.

No hay que fraternizar

El papá de tus hijos, quien quizá fue el gran amor de tu vida, ahora ya no lo es. A menos que la relación sea realmente fría con él, no tiene caso que le invites la tacita de café, o a desayunar como una gran familia. Hay que darle tiempo al tiempo y que sanen las heridas.

Lo mejor es que cuando tengan que verse por alguna actividad de los niños, mantengas la distancia con educación de por medio. ¿Si están separados no es porque ya no pueden estar juntos? tú tienes la respuesta.

Evitar pelar con tu ex frente a tus hijos

No hay peor imagen que le quede grabada a tus hijos, que ver pelear a los seres que más ama: sus padres. No hay niños que quieran tomar parte de una discusión, ni elegir si su mamá es la mala porque le grita a su papá que “no es la hora de llegar a buscar a los niños” o si su papá es el villano “porque se le hizo tarde en una junta en la oficina y no podía salir más temprano”.

Imagina que eres niña y testigo de la situación entre tus padres, debe ser muy triste.

Nada agradece más un niño de padres divorciados, que ver que sus padres prefirieron tomar la decisión de vivir separados para no pelear. Así que es lo que hay que mantener claro desde el momento en el que se firma el compromiso de ser padres para siempre, mantenernos educados y armónicos, sobre todo cuando convivir con el padre de tus hijos sea totalmente necesario, por el bien de los hijos.

Foto Vía

Post escrito por Any Fuchok y publicado originalmente en Disney Babble Latinoamérica.

¡Sí­guenos en Facebook! Da click aquí Mamá de Alta Demanda.

Deja una respuesta