En la vida estamos rodeadas de mujeres que se preocupan por el bienestar de otras, una de esas grandes mujeres me pidió apoyo con un consejo que pudiera salir de la experiencia de criar dos hijos de alta demanda, el tema fue sobre una muy querida amiga de ella que está sufriendo por el cariño de su pequeño, a quien considera que quiere más a su papá que a ella, la historia va por este camino:

“Hace días platicaba con una amiga de la infancia. Ella está casada, tiene mi edad  y tiene un varoncito de tres años, anda un poco afligida y triste porque tiene un problemita con el niño…. ha pasado que por años, aún estando casada y con el bebé ella decidió seguir trabajando, por esta misma razón el bebé está más acostumbrado a su papá.

¿A qué se debe esto? ¿A que ella ha trabajado y ha salido tarde de su oficina? Su esposo es maestro, sale más temprano y va por el niño a la guardería, convive más con él y así. Le está pesando mucho que el niño ese más apegado a su papá. Dice que ya cambió de trabajo ahora, tiene gran parte de la tarde libre y está haciendo todo por  ganarse al niño, aún ahora que habla y juega más con él pero no ha tenido mucho éxito. ¿Qué me aconsejas tu que le diga o que haga para que su relación con su hijo crezca más?”.

No es fácil dar un consejo, sobre todo porque las experiencias entre mamás muchas veces no coinciden, pero como madres lo que nos une es la empatía y el amor a los hijos.

Me pongo en los zapatos de la mamá, la imagino joven al igual que su esposo, muchas ganas de salir adelante y apoyándose en el trabajo diario. El niño la culminación de su felicidad como familia. Muchas veces las necesidades diarias o las metas propuestas nos hacen tomar la decisión de seguir trabajando, la razones abundan, el hecho allí está.

¿Y qué sucede? Si tenemos hijos nos apoyamos con guarderías, abuelas o nanas que ven por ellos en el día, llegada la tarde (en este caso) es papá quien toma el mando y se dedica a cuidar a al pequeño ¡y no está mal! papá es muchas veces el mejor amigo y en quien con más confianza podemos depositar lo que más queremos en el mundo, ¡nuestro pequeño!

¿Qué puede hacer para que la relación con su hijo crezca más?

  • Tener paciencia

Las relaciones no se hacen de la noche a la mañana, en realidad es normal que el pequeño esté más pegado a su papá porque es quien lo recibe saliendo de su escuela, es con quien juega y le da de comer. Si el trabajo ya no es un impedimento ¿por qué no sacar al peque de la guardería e inscribirlo a un kínder donde esté menos horas y así poder disfrutar de tardes más largas con mamá? Podemos empezar por ahí, mientras más tiempo con el bebé, más empatía entre ustedes.

  • Comunícate

Eres su mamá desde el día que quedaste embarazada, pero quizá han sido tantos los días que has trabajado fuera de casa que es normal que niño prefiera pasarla con su papá que contigo. Ya que ahora estás más tiempo entonces platica con él: pregúntale de su escuela, sus compañeros, a donde le gustaría ir de vacaciones, cuál es la caricatura que más le gusta, entre muchas otras cosas, lo mismo que haría un papá que trabaja fuera de casa. Aún los niños de edad pequeña se dan cuenta cuando tenemos un interés genuino en ellos.

  • Cumple tus promesas

Si ya le dijiste que no vas a faltar a su festival de fin de cursos entonces ¡cúmplelo! Es primordial que los hijos sepan que todo lo que hacemos es por ellos, el bienestar de la familia, la ilusión de estar juntos. Que el trabajo de última hora o situaciones externas no le rompan el corazón a tu hijo, son cosas que no se olvidan nunca, en el futuro recordará simplemente que no fuiste, no recordará que tu jefe te pidió un trabajo al que no te pudiste negar. Es importante organizarse.

  • Ponte en su lugar

¿Qué pasaría si fueras tu quien solo recibieras la atención de tu padre durante el día y solo vieras a tu mamá (que trabaja) hasta la noche? Hay que ponernos a su nivel y entender las razones de su preferencia, Haz mancuerna con tu esposo y considera tener tiempo de calidad con tu pequeño para poder disfrutar de tu maternidad en plenitud. ¡Sí se puede!

¿Qué consejos o tips le darías a esta madre?

Foto Flickr/effektvoll.photography

Post escrito por Any Fuchok y publicado originalmente en Disney Babble Latinoamérica.

¡Sí­guenos en Facebook! Da click aquí Mamá de Alta Demanda.